El Correo

Seis de cada diez alumnos de Infantil y Primaria estudian en centros públicos

Una madre acompaña a sus hijos al colegio en Vitoria.
Una madre acompaña a sus hijos al colegio en Vitoria. / Efe
  • Las guarderías, colegios e institutos de Álava suman 57.776 alumnos este curso, apenas un 0,89% más que los inscritos el pasado año académico

Los estudiantes se despidieron de sus vacaciones veraniegas y las aulas han vuelto a recuperar el bullicio que las caracteriza. Las escuelas infantiles, los colegios e institutos de Álava suman nada menos que 57.776 alumnos este curso, el segundo de aplicación de la polémica Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). La cifra global apenas ha variado en un año: son 508 niños más, un 0,89%; un porcentaje ligeramente superior al que presentan Bizkaia (0,03%) y Gipuzkoa (0,26%). La red pública, además, sigue ganando terreno. De hecho, seis de cada diez alumnos de Infantil y Primaria estudian en centros del Gobierno vasco.

El análisis pormenorizado de los datos refleja los cambios socioeconómicos que vive la provincia. En concreto, la baja natalidad, generalizada en todo Euskadi, se ha dejado sentir en las aulas de niños de cero a dos años. En los dos primeros cursos de la etapa Infantil se han perdido 128 alumnos, lo que se traduce en una caída del 2,67% respecto al periodo 2014-2015, según los datos aportados por el Departamento de Educación.

Por otro lado, el sangrante paro, que se ceba entre los más jóvenes, ha vuelto a impulsar las cifras en la Formación Profesional, que sigue viviendo su etapa dorada en Álava. La crisis y la falta de empleo han provocado un ligero incremento de las matrículas. Los jóvenes que cursarán un ciclo formativo de grado medio o superior han aumentado en un 0,38%. Serán 6.882 los estudiantes que apuestan por el camino de la FP para dar el salto al mercado laboral o reorientar su carrera profesional.

En cuanto a la red elegida, el 56,7% de los alaveses se ha matriculado en un centro público. El 43,3% restante está inscrito en un colegio concertado. En este sentido, las estadísticas se mantienen prácticamente igual que el pasado curso. Eso sí, en el conjunto de Euskadi el reparto está mucho más igualado. Los porcentajes son del 51 y 49%, respectivamente.

El modelo D, al alza

Una de las razones por las que la mayoría de los escolares –en especial en las etapas de Infantil y Primaria– se decanta por la red pública es sencilla: el Gobierno vasco es quien está atendiendo las necesidades educativas de Salburua y Zabalgana, donde se concentra el mayor número de nacimientos. "La red pública sigue creciendo en Álava porque en las zonas de mayor expansión de la población la demanda se cubre con la construcción de nuevos centros públicos; no se crean centros de iniciativa privada", indicó Blanca Guerrero, delegada de Educación en Álava, a EL CORREO. "Además, en el resto del territorio y en las zonas rurales es la oferta pública la que mayoritariamente escolariza al alumnado de estos municipios", subrayó.

A la hora de escoger el modelo lingüístico, el D mantiene su línea ascendente: alcanza ya el 48,2%. Éste tiene, además, mayor predominio en las etapas Infantil (59,4%), Primaria (53,3%), ESO (47,5%) y Bachillerato (53,5%). En Formación Profesional apenas un 11,6% de los alumnos realiza sus estudios íntegramente en euskera. El modelo bilingüe (B) es el elegido por el 30,3% de los estudiantes matriculados en las aulas alavesas, mientras que sólo un 21,5% se decanta por estudiar en castellano (A), con el euskera como asignatura.