El Correo

Un bicicarril dará continuidad a la ruta del Vasco-Navarro por Obispo Ballester

La conexión de Los Herrán con el Vasco-Navarro.
La conexión de Los Herrán con el Vasco-Navarro.
  • La vía ciclista, que discurrirá por el trazado del antiguo ferrocarril, cuenta con un presupuesto de 93.000 euros y un plazo de ejecución dos meses

La vía del ferrocarril Vasco-Navarro recupera poco a poco su memoria en las calles de Vitoria. Mientras avanzan las obras de la conexión entre Puente Alto y Olaranbe, en el ramal que va a Estella, este viernes el Ayuntamiento ha aprobado la creación de un bicicarril que dará continuidad a este histórico recorrido entre la calle Los Herrán y la calle Burgos, por el trazado que seguía el "trenico" por Obispo Ballester.

El nuevo bidegorri, de unos 250 metros de longitud, será de doble dirección y enlazará la vía ciclista ya existente en la calle Los Herrán con la rotonda que da acceso a las calles Valladolid y Reyes de Navarra, según ha anunciado este viernes el Consistorio. Una parte del bidegorri se integrará en la acera, aunque la mayor parte discurrirá por la calzada.

Con esta actuación, el equipo de Gobierno pretende "reforzar el mapa actual de bidegorris" de Vitoria y "tejer una red de comunicación dentro de la ciudad en consonancia con la ruta de la Vía Verde del Ferrocarril Vasco-Navarro", ha explicado el coordinador de Urbanismo y Medio Ambiente, Álvaro Iturritxa.

Sin embargo, con esta actuación, la ruta urbana del Vasco Navarro no quedará conectada del todo, ya que restan poco más de 250 metros en los que el ciclista deberá bajar al asfalto o de la bici, para continuar caminando, y recorrer el último tramo de Obispo Ballester y Portal de Betoño, donde comienza el bicicarril que sale hacia Arlabán.

La actuación aprobada por el Ejecutivo municipal unirá, por tanto la calle Los Herrán con la rotonda de la calle Burgos, ya que existe en la actualidad un bicicarril entre la calle Valladolid y la calle Burgos que bordea el parque de Aranbizkarra. Esta obra forma parte del Plan general de Permeabilidad Ciclista en el centro urbano de la ciudad y persigue "reforzar la seguridad" de los ciclistas en los "peligrosos" cruces de la calle Monseñor Estenaga y de Reyes de Navarra y que los usuarios de la bicicleta no invadan las zonas peatonales en horario comercial, ha indicado Iturritxa.

Este viernes, la Junta de Gobierno Local ha aprobado el expediente de contratación de los trabajos para llevar a cabo esta vía ciclista, que cuenta con un presupuesto de 93.037,03 euros y un plazo de dos meses de ejecución.

La conexión entre Puente Alto

Ciclistas y viandantes deberán esperar un poco más de lo previsto para disfrutar de la conexión de la vía verde del ferrocarril Vasco Navarro entre Puente Alto y el viejo trazado del "trenico" en Otazu. La obra, que incluye una pasarela inspirada en los antiguos viaductos de hierro de estética ferroviaria y diseñada para salvar la peligrosa carretera A-2130, arrancó el 26 de junio y las once semanas para su ejecución que contemplaba el contrato suponía que debía quedar liquidada en septiembre. Pero hasta que los operarios no comenzaron a trabajar sobre el terreno no descubrieron que la intervención arrojaba algunas complicaciones que, calcula la Diputación alavesa, responsable del ambicioso proyecto, impedirán rematarla antes de "finales de noviembre".

Dos motivos se encuentran detrás del retraso en esta actuación que fue adjudicada en mayo a Campezo Obras y Servicios por 571.000 euros (IVA incluido). Por un lado, apuntan fuentes forales, "en las labores de explanación de la traza se han encontrado vertidos de residuos contaminantes que requieren una previa retirada". Y, por otro, los trabajos en la zona se aprovecharán para hacerlos "coincidir con la construcción de una boca de riego de la comunidad de regantes de Crucizabala y con las obras que ejecuta Amvisa para el abastecimiento y saneamiento de Aberásturi". Todo esto hará que la intervención quede finiquitada en noviembre. No será hasta entonces cuando habituales y foráneos podrán completar esta ruta, que une Vitoria con Estella entre paisajes de montaña, sin necesidad de cruzar la carretera.