El Correo

El movimiento feminista reconoce que la irrupción en el paseíllo fue preparada "hace tiempo"

Concentración del movimiento feminista de Vitoria esta mañana
Concentración del movimiento feminista de Vitoria esta mañana / Rafa Gutiérrez
  • En una rueda de prensa convocada esta mañana, el colectivo ha exigido que "el Ayuntamiento de Vitoria retire las subvenciones a las cuadrillas que amparan agresores dentro de sus filas y a aquellas que no admiten a mujeres"

Representantes de las asociaciones que integran el movimiento feminista de Vitoria, así como miembros del colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) de la ciudad han admitido hoy, en rueda de prensa, que la "acción feminista" con la que el sábado irrumpieron en el paseíllo de vuelta de los toros estaba "planificada desde hace tiempo". Con esa protesta, pretendían, entre otros objetivos, "denunciar las agresiones sexistas" que se han registrado en los últimos tiempos "en las fiestas de Euskal Herria".

En este sentido, las portavoces de estos colectivos han señalado que se decidió salir al paso de la cuadrilla Jatorrak porque es la "única" de las que integran la Comisión de Blusas y Neskas de Vitoria que no tiene mujeres en sus filas. Se da, además, la circunstancia de que seis integrantes de ese grupo protagonizaron el 5 de agosto una "agresión sexista", cuando una chica se dirigía a sacar dinero en un cajero de la calle Postas. "La insultaron, se metieron con su aspecto físico y aludieron a sus tetas", ha insistido Alitxu Martínez del Campo, portavoz de la plataforma Bilgune Feminista.

Estos colectivos han exigido al Ayuntamiento de Vitoria que retire la subvención a las cuadrillas que "amparan agresores" dentro de sus filas y a "aquellas que no admiten mujeres".