El Correo

PNV y PSE cierran un acuerdo en la Diputación

Ramiro González, frente a la Diputación, tras el pleno de constitución de las Juntas Generales de Álava.
Ramiro González, frente a la Diputación, tras el pleno de constitución de las Juntas Generales de Álava. / Igor Aizpuru
  • El jeltzale Ramiro González será investido hoy como nuevo diputado general de Álava con los votos de su grupo y los socialistas

PNV y PSE alcanzaron ayer un «principio de acuerdo» para formar un gobierno de coalición en Álava para los próximos cuatro años. Este pacto permitirá al jeltzale Ramiro González convertirse hoy, con toda probabilidad, en el décimo diputado general gracias a los trece votos de su grupo, al apoyo de los cinco junteros socialistas, y al compromiso de EH Bildu de no entorpecer su elección. En principio, no se esperan sorpresas que permitieran ganar al otro aspirante, José Damián García-Moreno, de Irabazi, formación que sólo tiene un escaño en las Juntas Generales de Álava. Éste formalizó su candidatura el 25 de junio, aunque hasta ese momento no había mostrado su intención de presentarse.

El comunicado conjunto hecho público ayer a las ocho de la tarde, incluye pocas novedades ya que ambos partidos han optado hasta ahora por el secretismo. El escrito, eso sí, sostiene que ese principio de acuerdo se sustenta sobre unas «bases sólidas en las líneas maestras programáticas y del Gobierno foral».

Esta alianza, fruto del ‘macroacuerdo’ entre jeltzales y socialistas en Euskadi, dará estabilidad -aunque no completa porque suman sólo 18 de los 51 junteros totales- al futuro Gabinete González. El acuerdo programático «se fundamenta en un cambio en las políticas públicas forales para intentar dar respuesta a las necesidades de empleo, de oportunidades de futuro, impulso al equilibrio territorial y refuerzo de los servicios sociales», apostillaron ambos partidos. «Un acuerdo -agregaron- que supone también un cambio en la manera de entender la política donde, por encima de las diferencias entre partidos, existe una obligación de entendimiento y acuerdo en beneficio de los alaveses y alavesas», enfatizaron.

PP y Podemos, en blanco

En los próximos días, ambas formaciones irán «concretando y cerrando el acuerdo programático y la composición del futuro Gobierno foral», con el reparto de carteras entre jeltzales y socialistas.No obstante, ese compromiso se escenificará hoy en el pleno de investidura, que se desarrollará en doble sesión, mañana y tarde, que tendrá lugar en la Cámara alavesa.

En la sesión, que arrancará a las 9.00 horas, se celebrarán dos votaciones para la designación del diputado general, ya que en la primera se exige mayoría absoluta -un total de 26 procuradores- y en la segunda basta con una simple. La suma de los votos de PNV y PSE permitirá que González pueda ser investido en esa segunda vuelta.

El Partido Popular, segunda fuerza en las Juntas Generales con doce procuradores, anunció el viernes que votará en blanco y no apoyará a ninguno de los dos candidatos. Por su parte, los ocho procuradores de Podemos se reunieron ayer por la tarde para decidir el sentido de su voto. El partido de los círculos decidió que se abstendrá en ambos casos, por lo que también votará en blanco.