El Correo

Una placa informativa, junto a la escultura de Celedón

La escultura de Celedón.
La escultura de Celedón. / Igor Aizpuru
  • El Ayuntamiento instalará un panel que dé a conocer la historia del popular personaje

¿Sabemos realmente quién fue Celedón? ¿A quién representa? Los numerosos turistas e incluso muchos vitorianos que se acercan a la balconada de San Miguel para sacarse una foto junto al monumento del símbolo de las fiestas de la ciudad desconocen, en muchos casos, sus orígenes. Este popular personaje obtuvo su réplica en bronce en el año 2005 gracias al trabajo del artista Ángel Benito Gaztañaga y su equipo. Desde entonces, el aldeano de Zalduondo aparece en pie, paraguas en mano, semblante sereno, apoyado en la balconada y con la mirada fija en el pórtico de San Miguel, pero no hay más detalles que expliquen quién es o qué hace allí.

Para remediarlo, el grupo municipal de EH Bildu solicitó ayer al equipo de gobierno que se coloque «una placa o similar junto a la escultura, en la que de forma precisa se dé a conocer la historia de Celedón con algún tipo de referencia en diferentes idiomas; o incluso con algún código QR que lleve a una página web donde se pueda consultar la información», solicitó la edil Ane Aristi.

Seguridad del toro de fuego

Esa sugerencia fue bien recibida por el concejal de Cultura, Juventud e Igualdad, Iñaki García Calvo, que asumió la petición y se comprometió a reservar una partida y «estudiar diferentes opciones» con el objetivo de dar con la propuesta más adecuada.

Por otra parte, y a preguntas del PNV, el concejal del PP reiteró que, pese a «no haberse detectado ninguna anomalía», el Ayuntamiento revisará «los protocolos de seguridad» para comprobar si es necesario «adoptar medidas» adicionales para el toro de fuego. Durante la festividad de San Antón, tres personas -un adulto y dos menores- sufrieron heridas de carácter leve por sendas chispas.