El Correo

SOS Racismo pedirá a Maroto que tome medidas para "reparar el daño que ha causado"

Los representantes de SOS Racismo acudirán al Palacio de Justicia el día 27 para iniciar una vía de diálogo con Javier Maroto.
Los representantes de SOS Racismo acudirán al Palacio de Justicia el día 27 para iniciar una vía de diálogo con Javier Maroto. / Igor Aizpuru
  • El portavoz de SOS Racismo, Fede García, volvió ayer a lamentar la "cerrazón" del alcalde de Vitoria y opinó que éste debería "dar un paso atrás y aceptar que se ha equivocado"

El Servicio de Mediación Intrajudicial de Álava ha citado a los representantes de SOS Racismo el día 27, en el Palacio de Justicia, para iniciar una vía de diálogo con Javier Maroto, con quien mantienen una agria y enquistada polémica desde el pasado verano a cuenta de las prestaciones sociales. El alcalde acudirá un día después a sede judicial para recibir la información pertinente.

En una rueda de prensa, el portavoz de SOS Racismo volvió ayer a lamentar la «cerrazón» de Maroto y opinó que éste debería «dar un paso atrás y aceptar que se ha equivocado», apostilló. En este sentido, Fede García anunció que el colectivo al que representa llevará una propuesta al Servicio de Mediación en la que pedirá al regidor vitoriano que se retracte públicamente y adopte medidas como, por ejemplo, una campaña de sensibilización para «reparar el daño que ha causado». García no se mostró muy optimista sobre la posibilidad de que el asunto se encauce con la ayuda del servicio, ya que dijo tener la impresión de que el tema va a ser usado por el alcalde para tratar de ganar votos de cara a las elecciones municipales de mayo.

Desavenencias

Ahora queda por ver si, tras ser informados personalmente y por separado de lo que se les propone, ambas partes aceptan la mediación para solucionar sus desavenencias sin tener que pasar por los tribunales. El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, les remitió a esta vía cuando Fede García, en nombre de SOS Racismo, interpuso una denuncia contra el alcalde en la que se le acusaba de «incitar al odio» contra los inmigrantes. Además, en la rueda de prensa, ofrecieron su testimonio dos personas. Una de ellas fue un argelino residente desde hace años en Vitoria. Éste denunció lo que supondría para personas que se encuentran en situación de exclusión social el endurecimiento de los requisitos de acceso a la Renta de Garantía de Ingresos que defiende Maroto.