El Correo

Vitoria se apunta a la 'movida'

Más de mil piezas componen la exposición.
Más de mil piezas componen la exposición. / IGOR AIZPURU
  • Los años 80 centran la nueva exposición de la Sala Fundación de la Caja Vital, que se presentó con la participación de Jaime Urrutia, de Gabinete Caligari, Modesto Lomba o Arconada, entre otros

La Sala Fundación Caja Vital (Postas 13-15) acoge desde hoy ‘¡Quieto todo el mundo! Comienza la movida’, una mirada a la transgresión vivida durante la década de los 80 en diversos ámbitos sociales y culturales. Más de 1.000 piezas relacionadas con la música, la moda, el arte, el cine, la televisión, la transición política o diversos iconos de la cultura popular se podrán visitar en la céntrica sala de Caja Vital hasta el 1 de marzo del próximo año.

Su título recupera la tristemente célebre frase pronunciada por el coronel Tejero en su entrada al Congreso de los Diputados durante el fallido golpe de estado del 23 de febrero de 1981. Con este grito se pretendía paralizar a todo un país aunque, sin embargo, se consiguió el efecto contrario: surgió a partir de este momento el mayor movimiento contracultural de la historia. La ‘movida’ o ‘movidas’ nacidas al amparo de la más popular, la ‘movida madrileña’, en ciudades como Vigo o Valencia alcanzaron en poco tiempo una dimensión social y cultural mucho más amplia. Ésta tuvo su reflejo también en el País Vasco, donde surgieron numerosos artistas de diferentes disciplinas que se valieron de la cultura como soporte reivindicativo y de denuncia. Músicos, artistas plásticos, diseñadores de moda, fotógrafos, cineastas, escritores, periodistas o actores participaron de este movimiento de forma espontánea, sin ser dirigidos e interactuando entre todos ellos.

La Sala Fundación Caja Vital recupera ahora ese espíritu transgresor a través de una muestra comisariada y diseñada por Fernando Martínez de Viñaspre que, dividida en siete bloques diferenciados, rinde homenaje a los protagonistas de una época.

En la sección musical colecciones únicas y originales de LPs, vestuario de artistas de la época, instrumentos musicales, singles, videoclips, carteles o entradas harán las delicias de los más melómanos. Se exhiben, de esta manera, piezas pertenecientes a periodistas, músicos o grupos de todo el panorama musical de esta década entre los que se encuentran Mikel Erentxun, Alaska, Jaime Urrutia o Jesús Ordovás junto a fetiches como la guitarra Fender de Gari, la voz de Hertzainak o portadas y camisetas de la banda Potato.

Asimismo, la familia de Tino Casal ha cedido para la ocasión vestuario, mobiliario e instrumentos del cantante, y junto a estas piezas, el visitante también descubrirá la faceta de pintor del polifacético artista a través de obras realizadas con Fabio McNamara.

Moda y fotografía

La moda de los 80 supuso, por su parte, una inflexión que rompió con las propuestas más clásicas de la industria textil. Surgió en este momento una generación de diseñadores que después desarrollarían una extensa carrera en este sector como fueron, entre otros, Francis Montesinos, Manuel Piña, Jesús del Pozo, Ágatha Ruiz de la Prada, Sybilla o el vitoriano Modesto Lomba. En colaboración con el Museo del Traje de Madrid, la exposición cuenta con catorce piezas completas de aquella generación de modistos, además de complementos, figurines, y bocetos. Diversas instantáneas del fotógrafo Alberto García Alix cierran este apartado de la exposición, en el que no falta una de las señas de identidad de los años 80, la moda en la calle, fuera de los circuitos de los diseñadores.

Respecto a la creación artística, a la consolidación de artistas que ya despuntaban desde la década anterior, se le suman otros muchos provenientes de diferentes disciplinas. Ouka Leele, El Hortelano, Costus, Miguel Trillo, Cristian Domecq, Pablo Sycet, Pablo Pérez Minguez, Miquél Barceló o Javier Mariscal, entre otros, tienen su hueco en un espacio en el que se recuerda también la eclosión vivida en Vitoria-Gasteiz de la mano de Gerardo Armesto, Miguel González de San Román o Rafa Lafuente.

No podía faltar en este recorrido el séptimo arte. Pedro Almodóvar, Fernando Colomo o Fernando Trueba comparten escenario con cineastas vascos como Montxo Armendáriz o Imanol Uribe. Guiones originales, cartelería original, storyboards o premios Goya han sido cedidos especialmente para esta muestra en la que también tienen cabida la televisión pública vasca ETB, fundada en 1982 y que supuso un gran apoyo para el cine vasco, así como series de culto realizadas por cineastas españoles para TVE como ‘Fortunata y Jacinta’, ‘La huella del crimen’ o ‘Turno de oficio’.

El deporte, Perico y Arconada

‘¡Quieto todo el mundo! Comienza la movida’ trae a la memoria colectiva también el deporte. Las primeras victorias de Indurain en la Vuelta a España o el Tour de Francia ganado por Perico Delgado enmarcan una época que muchos aficionados recuerdan por las ligas de fútbol conseguidas por el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad, logros relevantes por ser consecutivos durante los años 81-84. Los visitantes podrán contemplar, entre otros elementos, las copas obtenidas por estos dos equipos vascos.

Otra de las secciones está dedicada a los cambios político-sociales, que no fueron pocos. A través de 25 fotografías cedidas por la Agencia EFE, la exposición se retrotrae a los momentos más significativos de estos dos lustros. Diez portadas históricas del diario EL CORREO correspondientes al periodo 80-90 y carteles y pegatinas de los archivos de la Fundación Sancho el Sabio muestran las luces y sombras de estos años.

El último apartado, ‘El camarote’, representa a la cultura popular y en él se encuentran objetos domésticos que relataban las vivencias de cualquier familia: los primeros televisores en color con sus series y su publicidad, videojuegos, teléfonos, ropa, bicicletas, posters o electrodomésticos que marcaron una época.

La muestra exhibe asimismo una numerosa colección de fanzines, abreviatura en inglés de fan's magazine. Grandes hitos de la historia de estas revistas y su espíritu son la generación de autores de cómics underground de los años 60 y 70 en Estados Unidos. Sin embargo, durante los años 80 se produjo un resurgimiento de los fanzines en nuestro país, como soporte de comunicación independiente. Para esta ocasión, el experto Jesús Martínez ha reunido una selección de los más significativos.

Además, con el patrocinio de la empresa Autobuses Alegría, la muestra acoge el ‘coche fantástico’ original, con el que se rodó la popular serie de televisión. Este apoyo permitirá también que los más pequeños disfruten de esta década de nuestra historia a través de visitas concertadas con centros escolares.