El Correo

Maroto respalda a Senén y arremete contra Guinness

Senén González y Maroto, ante la tortilla gigante.
Senén González y Maroto, ante la tortilla gigante.
  • "Fue la tortilla de patata más grande del mundo", zanja el alcalde. "Pero a Guinness les da igual una de bacalao o una cuajada con leche"

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto,ha respaldado este miércoles de forma pública y rotunda al cocinero Senén González y su tortilla gigante, que no ha logrado sin embargo el objetivo marcado de entrar en el Libro Guinness de los Records. Maroto, en una comparecencia monográfica en el Ayuntamiento, pues el asunto está acaparando desde hace varios días la actualidad política municipal, ha zanjado que en su opinión la que se elaboró en Vitoria el pasado 2 de agosto fue la "tortilla de patata más grande del mundo", y censuró que a los verificadores del record Guinness "les da igual una de bacalao que una cuajada con leche". Este mismo argumento ha sido el defendido por el cocinero González en sus recientes intervenciones públicas tras la polémica.

El alcalde ha liberado de responsabilidad al chef del Sagartoki, que cobró 45.000 euros por llevar a cabo el intento de plusmarca mundial, de momento sin visos de ser reconocido. "Respeto el trabajo de Senén en la confección de la tortilla", ha dicho el alcalde, en referencia a que se trató de un ensamblaje de trozos de tortilla precocinados y que solo se terminaron de cuajar en la gran sartén que se ubicó en la plaza de la Virgen Blanca. Esta fórmula fue la que ideó el cocinero para no correr riesgos sanitarios con los huevos y hacer que el producto final no solo fuera comestible, sino una tortilla "buenísima". "Las 10.000 raciones se agotaron y mucha gente pedia más", dijo Senén ayer en una emisora de radio. Maroto también ha certificado que Senén "cumplió con el contrato".

La oposición, mientras tanto, ha sido extraordinariamente crítica con el episodio y considera que la ciudad ha hecho "el ridículo" con este intento fracasado de record.