ATEA lamenta el uso de un burro en el acto de entrega de firmas de la Plataforma Fracking Ez Araba

El burro que tiró del carro donde se transportaron las firmas recogidas por Fracking Ez Araba.  /
El burro que tiró del carro donde se transportaron las firmas recogidas por Fracking Ez Araba.

La Asociación para un Trato Ético con los Animales considera que "al animal le resultó desagradable el entorno, el firme urbano, el desconcierto y el ruido ambiental"

ELCORREO

La Asociación para un Trato Ético con los Animales, ATEA, lamenta el uso de un burro en el acto de entrega de firmas de la Plataforma Fracking Ez Araba el pasado sábado. En una carta dirigida a la mencionada plataforma, el representante de Atea Fernando Tamames critica que "en eventos lúdicos o reivindicativos" los animales se ven "expuestos a situaciones de estrés o angustia". Aunque reconoce que el animal "en ningún momento sufrió malos tratos físicos", considera que "debió de pasar cierto agobio por la desubicación de su entorno natural (Otxandio, Bizkaia) durante un buen número de horas, así como por el agresivo contexto acústico".

En dicho acto, según Atea, un burro tiraba del carro donde se transportaban diversas cajas con las firmas recogidas durante su campaña. En medio del "lógico ambiente festivo que rodea este tipo de eventos" había también "un nutrido grupo de zanpantzarrak que provocan un considerable ruido con sus cencerros".

La Asociación Atea comprende "sin dificultad alguna el espíritu" de la "lucha" de la plataforma Fracking Ez, pero ello "no es óbice para que, de manera completamente innecesaria, se incorpore un burro al acto", asegura la organización.

"Sufrimiento psicológico"

A juicio de ATEA, "al animal le resultó desagradable el entorno, sobre todo por el firme urbano, el desconcierto y el ruido ambiental". El firmante de la carta, Fernando Tamames presume que la decisión de usar un burro en el acto pudo ser para "llamar la atención de los medios con un pintoresco elemento de atrezzo", lo cual, considera "poco acertado" e incluso "desagradable" para "algunas personas que participaron en el acto".

Tamames estima que el animal padeció "sufrimiento psicológico", aunque "de baja intensidad", matiza. Tras asegurar que la "desagradable" situación se pudo haber evitado, insta a la Plataforma Fracking Ez Araba a que en lo sucesivo "evite involucrar a ciertos animales en sus eventos" y lamenta que "sea precisamente una entidad de corte reivindicativo la que no haya sido capaz de percibir la inconveniencia del uso de un animal en dicho acto".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos