elcorreo.com
Viernes, 19 septiembre 2014
tormenta
Hoy 15 / 23 || Mañana 15 / 24 |
más información sobre el tiempo

Baskonia

Estás en: > > >
El Caja de Álava pasó su prueba de fuego europea derrotando con claridad al Super-cracks holandés

el debut europeo del baskonia (1985)

El Caja de Álava pasó su prueba de fuego europea derrotando con claridad al Super-cracks holandés

Un deficiente primer tiempo y una segunda mitad de absoluta superioridad permitieron al equipo vitoriano sentenciar la eliminatoria de la Korac (73-88)

16.01.13 - 14:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Caja de Álava pasó su prueba de fuego europea derrotando con claridad al Super-cracks holandés
Reproducimos la crónica original de la primera victoria europea del Baskonia, publicada en EL CORREO el jueves 3 de octubre de 1985, y firmada por Juan Prada, actual director del diario en Álava.
WERKENDAM (Holanda). El Caja de Alava consiguió ayer en Werkendam coronar con victoria su primer paso por las complicadas competiciones europeas. Un primer tiempo descentrado y un segundo de dominio y superioridad resumen el extraño partido desarrollado por los hombres de Pepe Laso. El Caja de Álava se encontró en Werkendam con dos factores suficientemente conocidos, la irregularidad de la cancha holandesa y un cuadro con el toque imprevisto de dos americanos y un nacional oriundo de las Antillas, v uno tan indeseado como esperado, los colegiados. Los árbitros, puntillosos con los dos equipos y parciales hacia el cuadro local en la lucha bajo los aros, fueron la gota que colmaron en el primer período los nervios y las imprecisiones vitorianas. El partido en los veinte minutos iniciales se convirtió en un corre calles, con los jugadores «despistados » por las veintinueve faltas personales señaladas y el ritmo de juego alavés totalmente quebrado.
El Caja de Álava se veía incapaz de mantener una línea continua en su baloncesto y los rebotes eran dominados por los holandeses lanzados en bloque hacia los tableros, con un derroche de energía que pagarían en el segundo período. Polk marcaría las diferencias en el marcador con sus veinte puntos anotados aunque con un flojo porcentaje. El Caja, que empezó ganando, vió cómo en los diez últimos minutos de esta parte se le iba en el tanteador el cuadro local como consecuencia de sus propios fallos. Sólo la zona press era perfectamente realizada por los vitorianos en veinte minutos de mal juego. El Super-Cracks se iba al descanso con siete puntos de diferencia.
Reacción
En el segundo período dos razones de peso posibilitaron la espectacular remontada del Caja de Álava. Por una parte el equipo holandés se hundió físicamente. Por otro lado, el arbitraje comenzó a ser menos histérico y más equilibrado, lo que permitió que el cuadro basconista se asentara en la pista y empezara a marcar su ritmo. Los siete puntos de diferencia pronto fueron enjugados. Los hombres del Super-Cracks, con su conductor Kropman incapaz de jugar cinco minutos seguidos, pasaron a defender en zona 1-2-1. El propio base ex internacional discutió con su entrenador Tom van Veizen, cuando le sentó en el banquillo poniendo en escena al joven Pijl. La defensa individual vitoriana se asentó y Polk quedó completamente diluido. A todo esto se añadió una perfecta dirección de los bases basconistas y el contragolpe, perfectamente lanzado por Pablo Laso, encontró en Alberto Ortega el estilete definitivo. El equipo de Vitoria superó en el parcial de la segunda parte en veintidós puntos al Super- Cracks.
El Caja de Alava impuso su clara superioridad ante un cuadro que adoleció falta de entrenamiento y que acabó deambulando por la cancha. El conjunto basconista, que únicamente jugó veinte minutos, pasó la prueba de fuego europea sentenciando en Holanda la primera eliminatoria de la Korac.
Ficha técnica
Casi lleno en el Crossergym de Werkendam con 500 espectadores para presenciar el encuentro de ida de la primera eliminatoria de la Copa Korac. Una banda de percusión evolucionó ert la cancha holandesa antes de iniciarse el encuentro.
SUPER CRACKS: 73 (41 y 32). 31 lanzamientos, 82 intentos (37,8 por ciento), con dos canastas de 3 puntos. 9 tiros libres transformados de 13 ensayos. 20 personales (14 y 6). Ningún eliminado.
Anotadores: Kropman, 6 (2 de 5), Polk, 26 (9 de 28), Camero, 10 (5 de 13). Shannon, 9 (4 de 13), Lagemaat, 10 (5 de 14) -cinco inicial-, Pijil, 2 (1 de 1), Beest, 0, Gobers, 8 (4 de 6), Jager, 2 (1 de 2).
CAJA DE ALAVA: 88 (34 y 54). 39 canastas de 73 intentos. (53,4 por ciento), 2 de ellas triples, 8 tiros libres transformados de 17 ensayos. 18 personales (15 y 3). Ningún eliminado.
Anotadores: Garayalde, 0 (0 de 1), Simmons, 29 (13 de 19), Lafuente, 0 (0 de 6), Ortega, 20 (10 de 17), White, 16 (6 de 16) -cinco inicial-, Pablo Laso, 11 (4 de 7), Aitor, 10 (5 de 9), Gerardo Rubio, 2 (1 de 1), Brizuela.
ARBITROS: Klingbiel (Alemania Federal) y Jensen (Dinamarca).
Pésima actuación de los dos colegiados, principalmente en la primera parte. Favoreciendo en sus decisiones el juego holandés. En este periodo pitaron un total de 29 faltas personales, rompiendo completamente el ritmo del partido.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.