elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 21 || Mañana 10 / 19 |
más información sobre el tiempo

Más baloncesto

Estás en: > > >
Un milagro de San Emeterio enchufa al Baskonia en el Top 16

euroliga | top 16 | game 2

Un milagro de San Emeterio enchufa al Baskonia en el Top 16

El Baskonia logra con sufrimiento su segunda victoria en el Top 16 en un partido con más subidas y bajadas que una montaña rusa, en el que Maccabi falló el último tiro

03.01.13 - 22:06 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Baskonia sumó ayer su duodécima victoria consecutiva de la 'era Tabak' y se llevó la victoria del imponente Nokia Arena con un milagro de San Emeterio, una penetración imposible que puso en el marcador en 70-71 a falta de 9 segundos y que los macabeos no supieron remontar con su última posesión. "Fue mi peor tiro de toda la noche", confesó después el cántabro. Los baskonistas, a los que muchos dieron por muertos en la fase regular de la competición, han regresado y se ven capaces de todo. Suman dos victorias de dos en el Top 16 y esperan ahora al Besiktas la próxima semana en el Buesa Arena.
Se esperaba un memorable enfrentamiento Elyahu - Bjelica. Y lo hubo. El problema es que, una vez más, fue Milko el que disfruto de la titularidad y no Nemanja. La deseada pelea entre el cuatro macabeo, llegado en su día a Vitoria con el marchamo de estrella, y la joven promesa balcánica llamada a liderar al Baskonia tendrá que esperar. Nemanja no es primera opción para Tabak. Claro que los ocho puntos de Milko en el cuarto inicial bien le hacen merecedor del tiempo que pasa en cancha. La segunda jornada del Top 16 entre Maccabi y Caja Laboral ha sido más un duelo de conjunto que un partido marcado por las individualidades, aunque la última acción de San Emeterio pueda llevar al equívoco. Es un baloncesto menos vistoso que cuando un único jugador asume la responsabilidad, pero tenso y disputado hasta el último momento como gusta a muchos aficionados. Al final, el definitivo 70-71 coloca a los de Zurbano en una inmejorable posición para soñar con cualquier cosa en la presente Euroliga.
Las cosas arrancaron bien: 0-5 y sólidos en defensa. Sin embargo, los de Blatt pronto igualaron las cosas. Hickman primero, hasta que Oleson ajustó la marca, y algún atasco en ataque al dejar Heurtel su sitio a Cook permitieron a los locales terminar el parcial de estreno 23-20.
Tras el obligado minuto de descanso apareció Nemanja, el juego se volvió más trabado, bonito para el que disfruta de la defensa. De esa solida retaguardia, imposición del base, arrancó a correr Caja Laboral. Por momentos Maccabi parecía un equipo menor. Falsa sensación ante un 27-28 en el marcador, que sin embargo, se fue estirando hasta el 29-36 Los 8 puntos de Nemanja en el cuarto, el pundonor del Chapu y la pésima actuación de Shawn James permitieron una cómoda ventaja visitante al descanso 32-44. Si Heurtel y Lampe se entienden en estático, el generoso esfuerzo de Cook y Causeur los convierte en una maza al contraataque. Eso sí, el 9-24 del parcial era un poco tramposo. Los porcentajes de tiro del conjunto macabeo -solo Planinic brillaba- dejaban mucho que desear, lo que permitió tanto a Lampe como a Pleiss irse con 7 rebotes cada uno al vestuario.
La reanudación continuó con el mismo ritmo frenético. Maccabi corre siempre. Anote o no. Es un equipo con prisa. Y ese descontrol a Heurtel no le beneficia. Aparecieron las imprecisiones, la sombra del temido tercer cuarto baskonista. Al menos se dominaba el rebote y había ventaja en el luminoso. Blatt proponía, pero la bíblica mano de Elías, que daba nombre al Nokia Arena antes de su bautizo comercial, no quería interceder. Con lo aburrido que se volvió el partido mejor habría sido encomendarse a Job que al tisbita resucitador de muertos. En seis minutos el tanteo solo creció hasta el 39-49. Se durmió Caja Laboral, lo que Hickman aprovechó para tras un robo, marca de la casa, poner el 43-49.
Tiempo muerto de Tabak que no parecía dispuesto a comprobar si Elías obraría o no el milagro. El partido había que cerrarlo ya. Sin embargo, no lo hicieron. Hickman volaba cada vez más alto -se fue a los 15 puntos- mientras los vitorianos caían en el infierno de la impotencia y la vergüenza de acabar el tercer cuarto con solo 6 (y 24 en contra). La pesadilla se concretaba en el 56-50 a 10 minutos del final. Otro tercer periodo para borrar.
El problema del tercer cuarto
Los macabeos abrían brecha hasta los 8 puntos. Lampe regresó, llevaba con 4 faltas desde casi el descanso, y Cook recuperó la batuta. Daba igual. Baskonia acumuló hasta seis minutos sin anotar una sola canasta. Hasta que a ocho de la bocina, Nemanja clavó un triple lejano. Pasos de James en la siguiente posesión y a los cinco minutos decisivos con un 58-60 gracias a un triple de Lampe, dos tapones de Nocioni y otra canasta lejana de Oleson. Volvía el pulso. No habían pasado ni 30 segundos y junto a la quinta falta personal del pívot polaco aparecía un amenazador 65-60 en el luminoso. Pero se recuperó Baskonia gracias al cuarto triple de Nemanja, que sumaba ya 14 puntos. E inmediatamente otro más, el quinto. Tres minutos por delante. 67–66.
Aun quedaba por sufrir. Las defensas se imponían haciendo muy difícil anotar. Cuando parecía, ya en el último minuto, que Nemanja cerraba el partido con un mate, James lo frenó con un estratosférico tapón. Quedaban 30 segundos para el final. El balón era para los de Tabak, que perdían por uno. 70–69. Presionaba también el Nokia Arena. No se arrugó el Caja Laboral. Optó por una posesión larga y llegó el canastón, con rectificado en el aire, de San Emeterio. Se redimía así de una actuación discreta. 70-71 y nueve segundos para que los locales enseñaran su última baza. Blatt ordenó la táctica a seguir, pero su equipo no supo hacerlo.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.