elcorreo.com
Sábado, 23 agosto 2014
sol
Hoy 11 / 24 || Mañana 10 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Los pacificadores son muchos, pero no hacen ruido», dice el Papa

oración y perdón

«Los pacificadores son muchos, pero no hacen ruido», dice el Papa

Advierte del aumento de focos de tensión por las desigualdades entre ricos y pobres debidoa un «capitalismo financiero no regulado»

02.01.13 - 03:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Benedicto XVI se lamentó ayer de que los pacificadores en el mundo «son muchos, pero no hacen ruido» y describió con este término a todas aquellas personas que «día a día tratan de vencer el mal con el bien, con el poder de la verdad, con las armas de la oración y el perdón, con el trabajo honesto y bien hecho». El Papa afirmó también que la humanidad tiene una vocación innata por la paz, a pesar de los focos de tensión provocados por el aumento de las desigualdades entre ricos y pobres, «debido a un capitalismo financiero no regulado», además de varias formas de terrorismo y criminalidad.
Benedicto XVIse dirigió desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico Vaticano a los miles de fieles, peregrinos y turistas reunidos en la Plaza de San Pedro en un día de Año Nuevo frío y soleado. Lo hizo al término de la Eucaristía, antes de rezar el primer ángelus de 2013, en la que fue también la 46ª Jornada mundial de la Paz, convocada este año bajo el lema ‘Educar a los jóvenes en la justicia y la paz’.
Tocado con una mitra con la imagen de la Virgen de Guadalupe bordada en oro y apoyándose en un báculo, Benedicto XVI afirmó que aunque el tiempo actual se caracteriza por varias formas de terrorismo y criminalidad, él está persuadido de que «las múltiples obras de paz, de las que el mundo es rico, testimonian la innata vocación de la humanidad por la paz». «En cada persona –añadió– el deseo de paz y la aspiración esencial coincide , en cierta manera, con el deseo de una vida humana plena, feliz y bien realizada».
El Sumo Pontífice afirmó que el hombre «está hecho para la paz, que es un don de Dios» y aseguró que para trasladar al mundo este mensaje se vio influido por las palabras de Jesucristo que dicen «Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios». Para el Papa, «la paz es con Dios, vivir de acuerdo con su voluntad. Es la paz interior con uno mismo, y la paz externa entre sí y con toda la creación».
En su intervención, Benedicto XVI se preguntó además por dónde está la raíz de esta paz y «cómo podemos sentirla, a pesar de los problemas, la oscuridad y la angustia»;y se remitió a San Lucas, que propone contemplar la paz interior de María, madre de Jesús. «Cuando dio a luz a su primogénito», pasó por «muchos acontecimientos imprevistos», pero «no se descompuso, no se agitó», sino que «reflexionó con calma y serenidad».
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.