elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 4 / 11 || Mañana 5 / 11 |
más información sobre el tiempo

Más deporte

Estás en: > > >
Mucho espontáneo sin dorsal en la San Silvestre

SAN SILVESTRE 2012

Mucho espontáneo sin dorsal en la San Silvestre

La aglomeración de corredores en el estrecho tramo final de la prueba obligó muchos a terminar andando por las calles del Ensanche

02.01.13 - 13:24 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La aglomeración de corredores en el estrecho tramo final de la prueba obligó muchos a terminar andando por las calles del Ensanche
Más de 4.000 vitorianos no quisieron faltar a la habitual cita con el atletismo en la tradicional San Silvestre; una jornada que, salvo para los protagonistas de la carrera élite, para los demás tiene el casi único y simple objetivo de desentumecer músculos y pasarlo bien. En realidad, el número de participantes fue mucho mayor, sin que la organización de la Federación Alavesa pudiese precisar el número, debido a los que corrieron sin dorsal. No es un problema reciente, sino que se arrastra de ediciones anteriores ante la impotencia de los promotores, cansados, a su juicio, de proclamar que la San Silvestre es una carrera solidaria que destina parte de lo recaudado a los necesitados. En esta ocasión, la asociación ARENE dedicada al cuidado de enfermos neuromusculares recibirá 1.600 euros.
En cualquier caso, una densa concentración de populares desafió el lunes al frío y a un helado vientecillo que parecía colarse por todos los resquicios. El buen ambiente navideño fue la tónica de una prueba donde se vieron una gran cantidad de disfraces e incluso participantes que corrían en conjunto, atados con una cuerda. El primer turno fue para los más pequeños, a las 17.30. Sobre un recorrido de 1.450 metros, unos 1.000 jóvenes demostraron que el afán competitivo siempre se mantiene vivo en estas edades. La calle Postas se convirtió en una maraña de niños y niñas que, en muchos casos acompañados por sus padres, corrían prácticamente al sprint el kilómetro y medio de la prueba y que incluso a muchos se les hizo corta.
La salida de la carrera popular se produjo un poco más tarde de lo previsto, debido a la gran concentración de atletas por delante de la pancarta de salida. La calle Corazonistas se llenó de personas ataviadas con todo tipo de indumentarias, desde las más atléticamente heterodoxas hasta las imaginativas, con dispositivos eléctricos incluidos. Sillas con niños y hasta perros -sin dorsal- también corrieron.
La marcha atlética
Oficialmente, allí había unas 3.000 personas, muchas menos de las 'reales'. A eso de las 18.38 el gran pelotón se lanzó a las calles de la ciudad con el buen rollo como protagonista y con un objetivo común. «Hacer un poco de deporte para que la comida y la bebida entren mejor». Especialmente atractivo resultó el tramo céntrico, donde las vallas delineaban la pasarela por la que avanzaban los corredores. Asimismo, a su paso por la Virgen Blanca, la pista de hielo otorgaba a la prueba de un inequívoco gusto navideño. A la conclusión, los participantes se daban por satisfechos con la carrera y todos los consultados aseguraron que repetirán este año.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.