elcorreo.com
Miércoles, 3 septiembre 2014
sol
Hoy 12 / 27 || Mañana 13 / 31 |
más información sobre el tiempo

‘Isla Mujeres’

El jefe es ella

Las protagonistas de este reportaje dirigen empresas y tienen éxito. Opinan que para las mujeres es más difícil llamar la atención y ser respetadas en las altas esferas. “Nosotras tenemos otra manera de mandar que ellos”

17.12.12 - 18:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
AnteriorSiguiente
El jefe es ella
Mujeres en la entrada del Palacio Euskalduna, en Bilbao, antes de asistir a la junta general de accionistas del BBVA celebrada en marzo de 2011. /Reuters
El jefe es ella
Fotomontaje de una ejecutiva con un maletín en la mano pegando un salto de alegría.
El jefe es ella
Mª Luisa Janices, gerente de Bodegas Beramendi. (Bodegas Beramendi)

No hay una sola mujer directiva en España que gane más que un hombre en el mismo puesto y con el mismo nivel de responsabilidad. A esta conclusión llega el informe 'Trayectorias laborales de las mujeres que ocupan puestos de alta cualificación', publicado recientemente por el Consejo de Cámaras de Comercio. "Detrás de las cifras subyace, como siempre, el gran motivo de discriminación de género en el ámbito laboral: la maternidad", explica Carmen de Miguel, secretaria general de la entidad. El estudio ofrece datos objetivos sobre una muestra de 32.690 trabajadores. La subjetividad es otra cosa. Si la dejamos en boca del británico Steve Moxon, un supuesto experto en conciliación laboral autor de 'The woman racket' (algo así como 'la estafa de las mujeres'), oiremos perlas como ésta: "Las mujeres son biológicamente incapaces de dirigir un negocio". Y ya está abierta la caja de los truenos.

Fue Viviane Reding, vicepresidenta de la Comisión Europea, quien en alusión a los orígenes de la crisis económica lanzó en su día una pregunta muy interesante: "¿Hubiera ocurrido lo mismo si en 2008 hubiera quebrado Lehman Sisters en vez de Lehman Brothers?". Las protagonistas de este reportaje no tienen el secreto para salir del brete financiero en que estamos inmersos, pero dirigen empresas y tienen éxito. Sobradamente capacitadas y cualificadas, un buen día decidieron asumir esta responsabilidad. Proclives a apoyar a las mujeres que ingresan en el mercado laboral y conocedoras de que para las féminas es más difícil llamar la atención y ser respetadas en las altas esferas, incluso en algún caso sus firmas se diseñaron explícitamente para aumentar la participación y el poder económico de muchas mujeres. "Nosotras tenemos otra manera de mandar", coinciden.

"Los modelos autoritarios que podemos relacionar con la forma de dirigir de los hombres se han ido sustituyendo por fórmulas que incluyen la comunicación, la empatía y una mayor facilidad en la delegación de funciones. En general, en las empresas dirigidas por mujeres impera la eficacia, el tesón y el pragmatismo a la hora de resolver las cuestiones diarias y, por encima de todo, la comunicación y el diálogo de equipo", opina Matilde Elexpuru, presidenta de la Asociación de Empresarias y Directivas de Bizkaia (AED) y directora general de Tisa, compañía que inició su andadura en 1975 y que tiene dos ramas –Traductores e Intérpretes S. A. y Tisa Congresos S.L.-.

Nueve de cada diez empleados de Tisa son mujeres y las políticas de conciliación se aplican "por vocación" y “por convicción”. Elexpuru lo tiene claro: "Si las personas que trabajan en Tisa tienen facilidad para organizar su vida, contribuyen a que nuestra compañía sea más competitiva".

"Sensibilidad femenina"

Doce empleadas integran la estructura base de Murgibe. Es algo buscado por varios motivos. "El que más me pesa es el hecho de las eternas tasas de paro de las mujeres en todas las edades y, de manera especial, en aquellas disciplinas relacionadas con lo que se ha venido llamando Humanidades".

De manos de la vizcaína Begoña Murguialday, Murgibe nació en 1995 con el propósito de acompañar a grupos profesionales, instituciones y empresas y organizaciones en general en aquellos procesos que promuevan una cultura y forma de trabajo que garantice la igualdad de mujeres y hombres". En resumen, elaboran planes de igualdad para entidades de toda índole. En su larga trayectoria profesional, Murguialday asegura haber padecido en ocasiones "falta de credibilidad por ser mujer, sobre todo de parte de entidades bancarias". "Todavía hay muchos prejuicios sobre la viabilidad y eficacia de las empresas dirigidas por mujeres", concluye.

Un laboratorio de mujeres que hace pruebas de paternidad. Digamos que es la parte llamativa de Genyca Innova, el negocio que regentan Teresa Perucho, madre de tres hijos, y Eva Ruiz Casares (dos hijos), pues también hacen otro tipo de análisis y diagnósticos genéticos. Según explican desde su despacho de Madrid, en sus inicios ocultaron a sus potenciales clientes que la firma empleaba sólo a mujeres. "Nos parecía que no nos iban a tener en consideración. Ahora sí lo decimos, creemos que es algo anecdótico que nos diferencia. Es un valor añadido".

De hecho, como tal lo tomaron en Bodegas Beramendi, con viñedos en la localidad navarra de San Martín de Unx. Dos mujeres, María Luisa Marco y María Luisa Janices, madre e hija, además de una enóloga, son el alma de esta bodega. Toda su "sensibilidad femenina" la tienen depositada en la gama de vinos tinto, rosado y blanco'3f'. Las tres efes resumen las características de los caldos: fruta, flores y fresco. Y también quieren decir que los producen tres féminas, merecedoras en los dos últimos años de la Medalla de Plata en el Concurso Mundial de Vinos celebrado en Bruselas, donde optan a los premios ambos sexos. "Las mujeres cada vez beben y compran más vino, sobre todo en el mercado extranjero, la mujer da idea de sensibilidad y sensualidad, y ninguna bodega estaba utilizando esta idea", apunta María Luisa Janices.

Y de un ámbito tradicionalmente masculino como es el de los vinos, a otro poco frecuentado por mujeres, la investigación privada. Al menos, que trascienda. Nuria Blázquez creó en 2005 Zenit Detectives con una inversión de 65.000 euros. Hoy por hoy la empresa factura medio millón. "Trabajo con más hombres que mujeres, pero no por una razón especial, sino porque hay en activo trabajando como detective privado en este momento más varones. Yo estaría encantada de trabajar con más chicas", asegura. Nuria Blázquez opina que aún faltan mujeres donde se toman las decisiones. "Por supuesto, el mundo cambiaría", zanja.

Ver todos los artículos de Isla Mujeres.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.