elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 13 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Por dónde puedo correr en Vitoria

ocho recorridos por la ciudad

Por dónde puedo correr en Vitoria

Salir a correr por la capital alavesa solo requiere una condición: voluntad. La 'green capital' ofrece tantas posibilidades a cualquier forofo del atletismo que elegir unos recorridos casi es gratuito

22.03.12 - 18:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Por dónde puedo correr en Vitoria
Gráfico de los ocho recorridos por Vitoria./ Gráfico: I. Toledo / I. Carral
Salir a correr en Vitoria solo requiere una condición: voluntad. La 'green capital' ofrece tantas posibilidades a cualquier forofo del atletismo que elegir unos recorridos casi es gratuito. Las opciones que siguen a continuación intentarán abarcar un amplio abanico entornos y dificultades, para principiantes o gente más hecha a las carreras de fondo. Los recorridos sólo son propuestas, admiten infinidad de variantes, a gusto del consumidor. Que cada uno deje volar su instinto.
En general, se ha tomado como punto de referencia el parque del Prado, cercano al centro de la ciudad y a las instalaciones de Mendizorroza y el Estadio. Es un punto de encuentro de corredores de todas las condiciones por ofrecer un entorno amable y un piso blando. Tiene un perímetro de 700 metros y existen marcas de 1 kilómetro y de 2. Para hallar la primera -corriendo en el sentido contrario a las agujas del reloj-, se parte de la primera farola que se encuentra a la altura de los columpios; se da una vuelta y -ya en la segunda- encontraremos una marca blanca en un árbol (1k) poco después de la curva que toma hacia portal de Castilla. La marca de 2 kilómetros (2k, muy difuminado) se encuentra una vez cumplidas dos vueltas, después del bar, justo al girar hacia la recta de Fray Francisco en la que cumpliríamos el tercer giro.
Recorrido 1. Por los paseos
Por dónde puedo correr en Vitoria
Recorrido de baja dificultad porque apenas se salvan desniveles y que se realiza en su totalidad por asfalto. El punto de partida y llegada es el parque del Prado. Iniciamos el recorrido desde la iglesia del Prado, hacia Fray Francisco, los Corazonistas y paseo de la Universidad hasta el final. Giramos a la derecha, pasamos por delante de San Cristóbal y por la calle Los Molinos remontamos hasta Hegoalde, lo rebasamos y llegamos a Campo de los Palacios hasta el final. Giramos a la derecha y por el carril bici vamos por Iturritxu y Zumabide hasta la rotonda del IVEF; cruzamos portal de Lasarte y seguimos por el carril bici hasta El Mineral y giramos otra vez a la derecha por el paseo de Cervantes hasta el punto de partida. Apenas se atraviesan cruces y desde Iturritxu es posible hacer el recorrido sobre hierba (algo irregular).
- Distancia: 5,2 kilómetros
- Dificultad baja
- Variables: Son múltiples. Al final de Campo de los Palacios se puede prolongar la carrera internándonos por la senda que lleva a Olárizu, las huertas de Olárizu y la Casa de la Dehesa. El recorrido se puede recortar con una ida y vuelta simple a los paseos (se queda en 4 kilómetros) y completar la sesión con unas vueltas al Prado. Los atletas un poco experimentados aprovechan este parque para finalizar su entrenamiento con progresiones de 80 a 100 metros para coger 'chispa'.
Ficha del recorrido
Recorrido 2. San Prudencio y Portal de Lasarte
Por dónde puedo correr en Vitoria
Otro recorrido clásico. Será raro el corredor vitoriano que no haya remontado algún día (o miles de veces) la cuesta de San Prudencio hasta Armentia. La dificultad de este trazado es algo mayor que el anterior, porque se salva algo de desnivel (34 metros). Iniciamos el recorrido en el mismo punto que el anterior, en la iglesia de la esquina del Prado, y continuamos por el paseo de Cervantes y la subida a San Prudencio (la cuesta hasta el santo tiene 638 metros). Rebasamos el santo y continuamos por el mismo paseo hasta que ya no podamos seguir de frente. Giramos hacia la izquierda, por un carril bici, un camino de cemento y otro camino de tierra, dejando el bosque de Armentia a nuestra derecha. Remontamos una cuesta de unos 100 metros hasta un cruce. A la izquierda nos internaríamos en el pueblo de Armentia y a la derecha llegaríamos a Berrostegieta. Tiramos de frente, por un carril bici, pasando por dos residencias de la Diputación (Etxebide y Abegia) hasta la rotonda de Lasarte y la ikastola Olabide. Giramos por el carril bici y bajamos hacia la ciudad por portal de Lasarte. Continuamos hasta el Prado.
- Distancia: 5,9 kilómetros
- Dificultad baja
Ficha del recorrido
- Trayecto sobre terrazo y carril bici, con tramos que se pueden realizar sobre hierba.
- Variables: El recorrido se puede acortar cerca de dos kilómetros si a la altura de la estatua a San Prudencio, se gira a la izquierda, cruzando el pueblo de Armentia, hasta el carril bice que acaba en Etxebide. También tendríamos la opción de internarnos por el bosque.
Recorrido 3. Bosque de Armentia
Por dónde puedo correr en Vitoria
El bosque de Armentia permite infinidad de variantes. El recorrido básico tiene unos 9,5 kilómetros ida y vuelta y alberga cierta dificultad porque la mitad del camino (la ida) es en cuesta suave. La propuesta consiste en salir de Mendizorroza, subir por portal de Lasarte hasta la rotonda de la ikastola Olabide. Girar a la derecha y por el carril bici llegar hasta la entrada al bosque de Armentia (bien indicada con unas letras metálicas). Seguir el camino y en la primera bifurcación, girar a la izquierda (si siguiésemos de frente acabaríamos en las urbanizaciones inacabadas de Armentia y el boulevard de Mariturri). Una vez en el camino de tierra, seguir recto y en la siguiente bifurcación, tomar la pista de la izquierda. Seguiremos recto, sin desviarnos, por una senda ancha y bien preparada, pero que 'pica' hacia arriba en todo momento. A unos 5 kilómetros desde la salida, nos encontramos con otro camino más ancho, casi carretera, que cruza perpendicularmente. A la izquierda, la ruta lleva a Berrostegieta (y de allí, cruzando la carretera, a Lasarte); de frente sigue hasta los caseríos de Eskibel (subida aún más pronunciada que alcanza los 12-13 kilómetros); y si giramos a la derecha, tomamos la ruta de regreso, cuesta abajo, por otro camino alternativo del mismo bosque. En este caso, apenas hay que atender a los cruces. Todos, siempre que vayamos cuesta abajo y desdeñemos la carretera asfaltada que lleva a Eskibel, llevan al punto de inicio del bosque en Armentia. Podemos volver por portal de Lasarte o cruzar el pueblo y bajar por el santo. Debido a que la segunda mitad es cuesta abajo, es un trazado ideal para correr más deprisa si el cuerpo nos lo permite. A toda marcha, uno se puede imaginar como un Martín Fiz cualquiera.
- Distancia: 9,3 kilómetros
- Dificultad media
Ficha completa
Se salvan 174 metros de altitud
Variantes: El bosque de Armentia tiene muchas rutas, de un grado de dificultad parecido siempre que no optemos por subir a Eskibel. Descubrir por dónde trazan esos caminos también es una buena manera de entrenar. Para los más experimentados, llegar a los caseríos de Eskibel es, en realidad, una invitación para internarnos en los caminos que remontan al castillo o al repetidor de Gometxa. También es posible llegar a Zaldiaran (en función del camino, 18 kilómetros). Cualquiera de estas posibilidades es tan bella como dificultosa. Existen tramos que es hasta conveniente subirlos andando.
Recorrido 4. Zabalgana
Por dónde puedo correr en Vitoria
El parque de Zabalgana permite varios recorridos que se pueden conocer en sucesivas visitas. El trazado propuesto arranca en el Prado, el Mineral, portal de Lasarte, entrada del bosque de Armentia y boulevard de Mariturri. La entrada más cercana a la gigantesca rotonda es la elegida para entrar en el parque. Accedemos y seguimos sin desviarnos, por una bajada hasta un cruce. Si siguiésemos de frente llegaríamos a Zuazo; así que hacemos una 'S', giramos a la derecha y seguidamente a la izquierda para internarnos más en el parque. Seguimos el camino recto (a la derecha vemos una balsa) y tras pasar un puente de madera seguimos a la izquierda. Continuamos hasta el final donde el mismo camino nos lleva de vuelta por la parte superior del parque (el centro del mismo siempre está a nuestra derecha). Seguimos la ruta principal, internándonos por un bosquecillo y subiendo un altozano. Al bajar, tomamos el camino de la derecha para completar una vuelta hasta la entrada de Zuazo otra vez. Regresamos por el mismo camino hasta Armentia, donde podemos volver por la avenida de San prudencio y el santo hasta el Prado.
- Distancia: 12,86 kilómetros
- Dificultad media
- Se salvan 83 metros de desnivel
- Variables: La opción propuesta es la más larga y dificultosa. El parque tiene muchos caminos y ofrece salidas que pueden recortar el recorrido. De nuevo, lo interesante es que cada uno vaya descubriendo esos caminillos a la vez que se entrena. Zabalgana no tiene grandes cuestas, pero sí toboganes, un poco rompepiernas en algunas zonas.
Ficha del recorrido
Recorrido 5. Olarizu - Castillo- Mendiola
Por dónde puedo correr en Vitoria
Salimos de Mendizorroza y tomamos la salida de la ciudad por portal de Lasarte hasta la rotonda de la ikastola Olabide y giramos a la izquierda hacia Lasarte. Sin llegar al centro del pueblo lo rodeamos por la izquierda hasta tomar un camino de parcelaria que conduce a Gardelegui. Seguimos recto (sin desviarnos a la izquierda en el único cruce que encontramos), remontamos un repecho y llegamos a Gardelegui por la antigua carretera nacional, lo rodeamos dejándolo a la izquierda por una carretera de unas urbanizaciones aún sin construir. Desde allí se ve el camino que lleva a Olárizu. Ese es nuestro primer objetivo. Cruzamos la carretera nacional a la altura de una pequeña rotonda y volvemos a otro camino de parcelaria con Olárizu al fondo. La subida es fuerte. Justo en la falda de Olárizu hallamos un cruce. A la izquieda bajaríamos a la Casa de la Dehesa, de frente bordearíamos el monte, dejando la cruz a nuestra derecha, hasta alcanzar Mendiola. Y a la derecha subimos a Olárizu dejando la cruz a la izquierda. Ya que estamos en plan Rambo, optamos por esta ruta.

Con calma porque la subida tiene bemoles. Remontamos hasta un cruce en el que el camino de la derecha conduce a Castillo (el de la izquierda lleva a la cruz en otra pendiente más corta pero peor que la anterior). Nos dirigimos hacia Castillo y ya el camino será cuesta abajo todo el tiempo. En Castillo, llegamos a la carretera y giramos a la izquierda. En el siguiente cruce (un kilómetro después), otra vez a la izquierda hacia Mendiola. A la altura del pueblo, giramos a la derecha, nos internamos en su casco urbano y nos dirigimos hacia la iglesia, la sobrepasamos, también el cementerio que está detrás y por un camino de parcelaria llegamos a la Casa de la Dehesa. La sobrepasamos dejándola a la derecha, seguimos la carretera y alcanzamos la senda de las huertas de Olárizu. Alcanzamos un carril bici que nos lleva hasta Iturritxu, Zumabide, rotonda del IVEF y regreso a Mendizorroza.
- Distancia: 14,3 kilómetros
- Dificultad: Elevada
- 171 metros de desnivel
Ficha del recorrido
- Variantes. Un recorrido que se puede endurecer subiendo a la cruz o suavizar si prescindimos de bordear Olárizu y alcanzar Castillo. La ruta se puede hacer desde Gardélegui a Mendiola, y se quedarían en 12,5 kilómetros mucho más asequibles. También se puede volver directamente de Gardélegui por la antigua carretera nacional hasta la calle Zumabide (9,7).
Recorrido 6. Salburua
Constituye otra de las referencias verdes de la ciudad. La propuesta es realizar un recorrido por su perímetro exterior, aunque hay otros dos giros más cortos. En cualquier caso, como en Armentia o Zabalgana, lo interesante es que cada uno pueda explorar a su gusto mientras contempla los ciervos, el anidamiento de las cigüeñas y todo tipo de patos y aves acuáticas (aunque cuando uno va a ritmo rápido, algo fastidiado, ni ciervos, ni patos ni nada). Podemos iniciar el trazado frente a la entrada principal del parque (boulevard de Europa) y es tan sencillo como tomar el primer giro a la derecha y el resto a la izquierda (salvo los que nos dirijan al exterior del parque), hasta la sede de la Vital, Ataria, el Bakh y regreso al punto de partida.
- Distancia: 6 kilómetros
- Dificultad: Leve
- Sin desnivel
Ficha del recorrido (Salburua circuito corto)
Por dónde puedo correr en Vitoria
Por dónde puedo correr en Vitoria
- Variantes: Dentro del parque existen dos zonas que se pueden hacer casi por separado; un área mayor donde se localizan los ciervos que tiene 5,4 kilómetros; y otra más reducida de 3,5 que discurre en paralelo al paseo de los Humedales en una de sus caras.
Recorrido 7. El anillo verde
Por dónde puedo correr en Vitoria
Vitoria presume de su anillo verde, una joya que se puede realizar corriendo al completo (hay pequeños tramos cuya continuidad no está resuelta, pero no constituyen un obstáculo serio). Tiene 25,6 kilómetros y completarlo de un tirón es demasiado en un día (salvo entrenamientos para maratonianos o en ocasiones especiales). Al ser un anillo, se puede empezar donde uno quiera; pongamos que el Prado. Si nos da por tomar el sentido de las agujas del reloj, del Prado subimos a Armentia, por San Prudencio, rebasamos el santo y seguimos hasta el final, giramos para cruzar hasta el boulevard de Mariturri e internarnos en Salburua por la primera entrada. Seguir recto y antes de Zuazo, girar a la derecha y seguidamente a la izquierda para seguir en el parque. En el primer cruce de caminos, tomar el de la izquierda y salir de Salburua a la altura de Fagor (dejando los pabellones de la mercedes a la derecha). Cruzar la carretera y tomar un camino de tierra que, con algunas interrupciones, nos lleva hasta la vera del Zadorra. Cuando veamos el río, continuar dejando el cauce a la izquierda y alcanzaremos Gobeo.

El camino es ahora una línea casi recta por la orilla del Zadorra hasta Abetxuko y Gamarra (pueblo). En este punto, cruzamos la carretera general y continuamos por el puente a la izquierda (si fuésemos a la derecha iríamos al complejo deportivo de Gamarra). En el mismo puente, unas estrechas escaleras bajan hacia el cauce de desagüe del Zadorra. Bajamos las escaleras y continuamos por un camino de tierra en paralelo al cauce. Poco más de un kilómetro más adelante, pasamos bajo un puente, pero lo subimos por una escaleras a nuestra izquierda (si contuniamos adelante, tampoco pasa nada, puesto que el camino muere poco después e, incluso, nos permite girar a la derecha hacia Gamarra). Una vez arriba, giramos a la izquierda, hacia el complejo de Gamarra. Seguimos y sin internarnos en el parque, dejando a la derecha un abortado campo de golf (una de las 'boutades' de nuestros políticos); salimos de Gamarra y cruzamos la carretera de Durana a un carril bici que nos conduce en paralelo al río Alegría hasta el Buesa Arena cuyas torres nuevas (a modo de corona de Sauron, el malo del Señor de los Anillos) se divisan desde la distancia.

Cruzamos la carretera siguiendo el carril bici y el camino de cemento que nos lleva al parque de Salburua (a la derecha queda el Buesa y el esqueleto de su excúpula, otro ejemplo de la singular gestión de los políticos alaveses). Nos internamos en Salburúa por un puentecillo y tomamos el camino de la izquierda, hacia la zona de los ciervos. Rodeamos Salburua y salimos por Elorriaga (en vez de completar el giro al parque), donde hay una fuente. No entramos en Elorriaga, sino que seguimos por una carretera que enlaza a otros caminos de tierra que nos conducen a las urbanizaciones exteriores de Salburua. Cruzamos la avenida de Burselas y la primera línea de casas (boulevar de Salburua), atravesamos un parque y nos dirigimos hacia las vías del tren, hacia un paso elevado pintado de color azul. Al cruzar el paso, nos encontramos con un camino de tierra, salpicado con estaciones para hacer ejercicios (flexiones, abdominales, dominadas) hasta el final, donde enlazamos con el polígono de Uritiasolo (de frente vemos Errekaleor). Seguimos por la acera hasta la urbanización que se eleva en la extinta Esmaltaciones y la calle Iturritxu. Seguimos por esta calle, por Zumabide, el Mineral y el Prado.
- Distancia: 25,6 kilómetros.
- Dificultad: Elevada. Solo se debería hacer unas cuantas veces al año, con paradas para hidratarse, o como un entrenamiento para un maratón. Claro que no hay porqué hacerlo al completo. Podemos planteárnoslo por partes.
Recorrido 8. Avenida y Portal de Foronda
Por dónde puedo correr en Vitoria
Es otro trazado de baja dificultad, prácticamente en línea recta y sin desnivel. Arranca en el Prado, se recorre la Avenida de punta a cabo y se continúa por portal de Foronda hasta el Anillo Verde. Son 3,3 kilómetyros; 6,6 ida y vuelta. Por asfalto en su totalidad, aunque en portal de Foronda hay tramos que se pueden hacer sobre hierba en la mediana. Indicado también para hacer de noche. Inconveniente: que hay cruces y muchos peatones en horas punta.
- Distancia: 6,6 kilómetros
- Dificultad leve
- Sin desnivel
Ficha del recorrido
- Variables: Se puede completar con unas vueltas en el Prado. Quien se incorpore a él en portal de Foronda, puede internarse por el Anillo Verde, a la izquierda hacia Gobeo o a la derecha hacia Abetxuko. En este tramo, el Anillo Verde discurre a la vera del Zadorra; son caminos sobre tierra sin desnivel, excelentes para correr.
Estos son sólo algunos de los circuitos recomendados de Vitoria aunque hay muchos más que siempre deberían presentar las siguientes características:
- Cercanía; para evitar perder tiempo en desplazamientos o enfriarnos al terminar.
- Pureza; buscando la mejor calidad de aire posible. Los parques son ideales porque combinan terreno asfaltado y cesped. El menor impacto en las articulaciones ayuda a prevenir tipicas lesiones del corredor como las tendinitis o periostitis. Si corres por paseos busca siempre el lado más alejado de la carretera para evitar el humo de los coches.
- Variedad; Combina recorridos alternativos e improvisa. Cambiar de superficie blanda a dura hará que todos los músculos y las articulaciones trabajen por igual y que ninguna sufra las consecuencias de la repetición de gestos.
- Un recorrido llano es mas recomendable, pero subir cuestas te dará mayor fuerza.
- Si la ruta es circular, como el parque de Doña Casilda, o lineal de ida y vuelta, como el que se puede hacer por el Campo Volantín, evitarás alejarte del punto de partida. Cuando encontremos bidegorris poco transitados podemos aprovecharlos para ir sobre terreno menos duro.
- Acondicionado; Debe haber fuentes y baños, sobre todo si el corricolari es mayor de 60 y necesita ir al baño cada poco tiempo.
- Mesura; Con la distancia suficiente y sin demasiados cruces ni obstáculos que nos obliguen a parar. En cualquier caso, el corredor siempre tiene la opción de adaptar las características de un circuito a sus necesidades; un semáforo en rojo nos puede proporcionar la oportunidad de estirar, hacer sentadillas o multisaltos; uno en ámbar nos brinda la oportunidad de hacer un sprint con el que ganaremos velocidad y quemaremos mas calorías.
- Descartado; Los días de lluvia y por las noches no es nada recomendable correr por hierba ni en el parque ni en el monte. Los resbalones y malas pisadas son muy comunes, además de ponerte perdido de barro.
- Referencias; Edificios, puentes o fuentes que nos sirvan para medir el tiempo que tardamos cada día en llegar hasta ese punto y medir así nuestra evolución.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.