elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 10 / 18 || Mañana 9 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
278 alaveses esperan plaza en un geriátrico foral de la tercera edad

ÁLAVA

278 alaveses esperan plaza en un geriátrico foral de la tercera edad

La residencia pública Ariznavarra tiene cerca de 76 camas vacías por el conflicto laboral, que dura más de 21 meses

11.01.10 - 02:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En plena búsqueda de un nuevo modelo de financiación de los servicios sociales para hacer frente a los crecientes gastos motivados por la Ley de Dependencia y el envejecimiento de la población, los datos de la lista de espera para ingresar en una residencia pública de la tercera edad se presentan como una losa difícil de salvar. Los últimos datos del Instituto Foral de Bienestar Social, a los que ha tenido acceso EL CORREO, cifran en 278 las personas que siguen a la espera de que se produzca una vacante.
Éstos, sin embargo, no se encuentran desprovistos del paraguas público social, ya que a cambio reciben otro tipo de prestaciones. Si 122 reciben asistencia domiciliaria o atención en un centro de día, los otros 156 disfrutan de la prestación económica vinculada al servicio, una de las figuras de nueva creación contemplada en la Ley de Dependencia, en vigor desde abril de hace dos años. Esta ayuda está dirigida a aquellas personas que desean acceder a una plaza geriátrica pero que no tienen más alternativa que acudir al sector privado dada la saturación del privado.
La cantidad de esta ayuda no es baladí puesto, que puede llegar a ser de hasta mil euros al mes para quienes presenten el nivel máximo de dependencia (grado III y grado II, nivel 2). Por contra, los que hayan sido valorados con el grado II, nivel 1, puede optar a 610 y los de grado I, los más leves, 508 euros. Esta ayuda, a diferencia de las demás, si está sujeta a los criterios de renta del perceptor. El número total de alaveses que en la actualidad perciben esta prestación ronda el medio millar.
Pese a lo abultado de la lista de espera, el diputado general, Xabier Agirre, se felicitó en el último Pleno de Política General de Álava de haberla rebajado de forma considerable, ya que había 450 personas en su haber cuando el PNV recuperó el poder foral a mediados de 2007. Aseguró, además, que en estos dos años, 556 alaveses han ingresado en plazas residenciales forales por bajas de fallecimiento y porque «se han habilitado 111 nuevas plazas» (54 concertadas con Caser, 21 en Salvatierra, 14 en Laguardia, 18 en Bernedo y 4 en Asparrena). Las próximas plazas geriátricas públicas ni llegarán hasta 2011, con la apertura del centro de Lakua, que tendrá un centenar de camas.
El principal lunar, sin embargo, sigue siendo la huelga que desde hace más de 21 meses sufre la residencia Ariznavarra, la única de titularidad foral cuya gestión está concertado hasta 2044 por la Diputación a Mapfre Bizi Kalitatea. A la espera de que se concrete la opción de una posible venta al grupo Lagunduz, el Gabinete Agirre sigue fuerte en su decisión de no enviar a más mayores hasta que Quavitae y ELA no acaben con el conflicto. Por ello, no deja de resultar paradójico que 278 personas quieran entrar a una plaza pública y Ariznavarra tenga sin ocupar 76, 37 de ellas en los dos centros de día.
En Tuenti
278 alaveses esperan plaza en un geriátrico foral de la tercera edad
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.