Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

upv | desaparición de titulaciones

Los responsables del principal centro universitario de Vitoria se sienten «desautorizados por el rector», que respalda la decisión de eliminar cuatro carreras

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
No se han cumplido aún dos meses desde su toma de posesión y el rector de la Universidad del País Vasco (UPV), Iñaki Goirizelaia, se enfrenta ya a su primera crisis como rector. Todo el equipo decanal de la Facultad de Letras, encabezado por Fernando García Murga, le acaba de presentar la dimisión en bloque. ¿El motivo? La supresión de cuatro de las diez carreras que se imparten en el centro universitario más importante del campus de Álava. Se trata de Filología Hispánica, Francesa, Alemana y Clásica. «Nos sentimos desautorizados por el rector y no vemos un plan de futuro para esta facultad», señala el decano.
La eliminación de estas cuatro titulaciones es la consecuencia del decreto publicado por el Gobierno vasco el 29 de enero, una vez disuelto el Parlamento vasco, en el que se dan las directrices para adaptar las titulaciones de la UPV al Espacio Europeo de Educación Superior, conocido como 'Proceso de Bolonia' y que entrará en vigor en el curso 2010-11. La disposición del consejero de Educación en funciones, Tontxu Campos (EA), asumida totalmente por la Universidad, elimina los estudios con menos de 30 alumnos matriculados en primer año o de 20, si son en euskera.
En la actualidad, estas cuatro filologías no llegan a la treintena de estudiantes, al igual que Geografía. De hecho, esta última licenciatura también se dio por amortizada en un principio por parte de la vicerrectora de Ordenación Académica, Carmen González Murua. Ante la protesta de García Murga, el equipo rectoral optó por mantenerla con el argumento de que se necesitan geógrafos para cuestiones relacionadas con la ordenación del territorio. Se da la circunstancia de que el actual vicerrector de Álava, Eugenio Ruiz Urrestarazu, es un veterano profesor de estos estudios.
Las cuatro filologías siguen, en cambio, amenazadas de muerte. El rector insiste en la escasa demanda, mientras Letras argumenta que su mantenimiento constituye 'la prueba del algodón' para comprobar si el País Vasco apuesta por unos estudios de letras de prestigio. Por ello, García Murga sostiene que prescindir de Hispánica, Francesa, Alemana y Clásica supone «mutilar la Cultura», así, en mayúscula. El decano, además, rechaza la explicación económica sobre el elevado coste de un alumno de letras. Y es que, según sus datos, mantener todas las titulaciones implica tener únicamente cuatro docentes más, dado que la inmensa mayoría del profesorado es fijo.
El último desencuentro tuvo lugar anteayer. Fernando García Murga acudió a la sede central de la UPV en Leioa para intentar persuadir, sin éxito, al rector de la viabilidad de los actuales estudios que en la actualidad imparte Letras. El desacuerdo fue de tal calibre que, pocas horas después de volver a Vitoria y tras reunir a todo su equipo, le comunicó a Goirizelaia mediante un 'e-mail' la dimisión de toda la junta decanal.
«No hay plan de futuro»
El mismo escrito fue registrado ayer en la secretaría de la UPV. Junto con García Murga, dimiten la secretaria académica, Elena Redondo, y los vicedecanos Alazne Landa, Nerea Madariaga, Cirilo García, Garbiñe Iztueta, Eukene Martínez de Lagos, Iñaki Bazán e Iñaki Moro. El equipo decanal es una piña y, por ello, al unísono le han dicho al rector que se van, entre otras cosas, porque «hay una falta absoluta de confianza en nuestro trabajo y tampoco vemos un plan de futuro para esta facultad. Se rechazan nuestras propuestas, pero sin ofrecernos alternativas».
El decano ha convocado para mañana una junta de facultad extraordinaria con el fin de comunicar al conjunto de los estamentos del centro -profesores, personal administrativo y alumnos- las razones de su dimisión. A partir de ese momento, el actual equipo decanal estará en funciones, con lo que se fijará un calendario de elecciones para elegir a sus sustitutos. Si surgen candidatos, para primeros de abril habrá un nuevo decanato. En caso contrario, el rector -elegido en diciembre sin el respaldo alavés-, se encontrará en la difícil tesitura de buscar quien se haga cargo de un centro con más de 1.700 alumnos y cerca de 270 profesores.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS