Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Álava

JAVIER MAROTO PORTAVOZ DEL PP EN EL AYUNTAMIENTO DE VITORIA

Reclama al alcalde «que aterrice» en la situación de crisis y abandone sus «ocurrencias y gastos superfluos»
14.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«El que no dice 'sí' a todo a Lazcoz va a la lista de los malos»
El líder municipal de los conservadores, el economista Javier Maroto, en una cafetería con vistas al barrio de Zabalgana. / FOTOS: IGOR AIZPURU
Las espadas vuelven a estar en alto, y parece que con las hojas bien afiladas, entre el equipo municipal de gobierno, del PSE en minoría, y el principal partido de la oposición. Ésta vez, a causa de la controvertida adjudicación del mobiliario urbano de la ciudad. El portavoz del PP, Javier Maroto, explica la postura de un grupo, el suyo, del que dice, «se ha quedado solo en decirle al alcalde lo que no gusta en la calle»
-Cuando arrancó la legislatura prometió no aplicar el 'ojo por ojo' en respuesta a la feroz oposición que padeció el gobierno de Alonso. ¿Dónde se enmarca la querella interpuesta por ustedes contra el alcalde Lazcoz por un presunto delito de prevaricación en el caso de mobiliario urbano?
-En la responsabilidad política de un grupo de la oposición. Como dijimos entonces, vamos a trabajar en apoyar propuestas, pero también en controlar al Gobierno. Y el caso de las marquesinas es el mejor ejemplo de cómo Lazcoz hace política. Primero, decide que sí, y luego mira a ver si hay consecuencias.
-Entonces, ¿no hay detrás sed de venganza?
-No. No queremos un circo ni un juicio paralelo, como se produjo en la pasada legislatura, en la que antes de que llegaran al juzgado (el ex concejal de Urbanismo, el popular Jorge Ibarrondo, y el 'número dos' del área, Antón Sáenz de Santamaría) ya se les había condenado. Hemos tratado de actuar con responsabilidad. De hecho, a Lazcoz le dimos la oportunidad de que asumiera su responsabilidad en una comisión. Lejos de hacerlo, nos echó un órdago. 'Si véis indicios de delito, salid corriendo hacia los juzgados', nos dijo señalándonos el camino.
-¿Por qué no han incluido en la demanda al resto de grupos implicados?
-Muy sencillo. En las actas del pleno no figuran todos los concejales, porque todos no hablaron. Del único que existe constancia por escrito de que conocía que el acto no se ajustaba a la ley y que podía acarrear consecuencias negativas para la ciudad es del entonces portavoz socialista, Patxi Lazcoz, quien, además, presume de su cambio de opinión a sabiendas de que era contrario a la ley.
-Una jueza acaba de admitir la denuncia a trámite. Sin embargo, medios judiciales consultados por este periódico coinciden en que las probabilidades de que el proceso prospere son escasas.
-Nosotros sólo queremos que se dilucide si, además de la responsabilidad política del perjuicio que su decisión puede deparar a Vitoria, hay otras de tipo penal. Por tanto, estaremos conformes con la decisión que tome la justicia.
-Aunque la causa se acabe archivando, ¿el eco de la imputación del alcalde es de por sí suficientemente rentable desde el punto de vista político?
-Esto no es una posición electoral. El daño a su imagen personal ya estaba hecho y lo causó él mismo, cuando tomó una decisión con informes contrarios, sin importarle lo que pudiera pasar. Así se ha presentado ante los ciudadanos la persona que está al mando de una institución.
Ruptura «tremendista»
-Pese a todo, el alcalde insiste en no descartar que la negociación con la empresa afectada por la polémica adjudicación de las marquesinas se salde sin ningún impacto económico para las arcas públicas.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS