Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

CULTURA
Fallece Henrike Knörr, el gran lingüista alavés
Miembro de Euskaltzaindia desde los 29 años, era experto en etnografía y gran defensor del patrimonio Colaboraba de forma habitual con EL CORREO
01.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Henrike Knörr Borràs, el gran lingüista alavés, falleció ayer, a los 61 años, en Vitoria, la ciudad en la que se formó, creó su familia y en la que ejercía como catedrático de Euskera en la Universidad del País Vasco.

El pasado año le fue diagnosticada una enfermedad tumoral, pero había recuperado en parte su salud y participado en proyectos que tenía en marcha, como la dirección de los Cursos de Verano de Aramaio. Precisamente, el pasado viernes, la Sociedad Landázuri de Vitoria, de la que fue uno de sus fundadores en 1992, le nombró presidente de honor.

Ingresado en el hospital, el académico no pudo acudir al acto, lo que tiñó de tristeza una jornada en homenaje a una persona que, como afirmó ayer Rafael F. de Carranza, presidente de la entidad cultural, «ha sido todo para Landázuri». Su compañero de Academia, José Luis Lizundia, con quien ha trabajado en la última singladura de la institución, expresó su abatimiento al conocer la noticia.

Académico de Euskaltzaindia desde los 29 años, Knörr ha ocupado entre otros los cargos de tesorero, secretario y vicepresidente de esta institución. Su último puesto fue el director de Investigación. Para Lizundia, Knörr era un hombre entregado, «cariñoso, liberal, leal a la institución de la Academia y al país», afirmó.

Estudio Filosofía en la Universidad Complutense y se doctoró en la Universidad del País Vasco bajo la dirección de Koldo Mitxelena, quien tenía un gran aprecio por su trabajo intelectual.

Hombre de una vasta cultura, dominaba varias lenguas en las que hablaba, escribía y planteaba ideas y discursos. Además de catedrático y académico, participaba de forma activa en numerosas instituciones culturales, como Sancho el Sabio, Eusko Ikaskuntza o la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

Articulista incisivo

Primer vicerrector del campus alavés de la UPV, destacó en la difusión de la cultura, dado que ha sido uno de los articulistas más incisivos en el planteamiento de cuestiones de especial relevancia. En muchos casos, como cronista de guardia, ha estado atento a puntualizar excesos o despropósitos, pronunciados aquí y allá, y sobre los que nadie ponía autoridad.

Su fallecimiento ha llenado de dolor al mundo de la cultura. Así, el escritor y académico vasco Bernardo Atxaga expresó a este diario la «gran congoja» que sintió al conocer la triste noticia. «Encontrarme con Henrike por las calles de Vitoria o en las reuniones de la Academia era una alegría», afirmó desde Reno, en Nevada. Se da la circunstancia de que, poco antes de serle detectada la enfermedad, Knörr había conseguido una beca para preparar un libro sobre onomástica en la universidad de este mismo estado norteamericano. «Era un hombre distinto, culto y cercano a la vez. Miembro activo de una sociedad, era difícil encuadrarle en un marco concreto. Él era Henrike Knörr», concluyó.

Otra de las tareas a la que ha dedicado mayor empeño es la dirección y edición de la revista 'Landázuri'. Al mismo tiempo, ha sido el escritor que surtía la página que todos los lunes dedica EL CORREO de Álava al patrimonio. En ella, reivindicaba valores, edificios y gentes de la cultura.

La misa funeral de despedida tendrá lugar mañana, a las 19.30 horas, en la iglesia de Nuestra Señora de El Pilar, de Vitoria.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS