Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

Muerte de Henrike Knörr
"Era un sabio"
30.04.08 - 22:06 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El fallecimiento del lingüísta, miembro de Euskaltzaindia y colaborador de EL CORREO, Henrike Knörr ha sembrado de dolor y sorpresa el mundo de la cultura en Euskadi. Las reacciones ante la pérdida no se han hecho esperar. "Era un sabio y una bellísima persona", resumía ayer por la tarde Rafael Fernández de Carranza, el presidente de la Sociedad Landazuri. "Se desvivió por todo el mundo, no sabía decir que no a nada".
Quienes le conocieron coinciden en destacar tanto sus cualidades personales como las profesionales. Carmen Gómez, directora de la Fundación Sancho el Sabio, destacó que "era un hombre muy especial, un señor, y su mayor virtud fue la generosidad en todos sus aspectos. Su gran preocupación era que todos sus estudios sobre la lengua vasca llegaran a esta institución".
Otra de sus cualidades era su inquietud intelectual: "No era de los que se quedaba metido en su despacho", resalta Fernando García Murga, decado de la Facultad de Filología, Geografía e Historia del campus de Álava. "Siempre quería exteriorizar todo su conocimiento. Era un hombre comprometido con la Universidad y con el saber universal". De hecho, y según su hermano, Gorka Knörr, "lo que más me duele es que estaba en su momento de mayor madurez intelectual".
Gobierno vasco
Por parte del Gobierno vasco, las condolencias llegaron de la consejera de Cultura, Miren Azkarate, quien destacó su "inmensa capacidad de trabajo, que tuvo hasta el último momento, y su espíritu de permanente búsqueda".
Uno de los mayores vacíos se notará en Euskaltzaindia. Desde allí, Elena Martínez de Madina recordó esa "humanidad" que provocaba que "todo el mundo 'tirara' de él para resolver dudas, y él siempre estaba ahí. Era un hombre comprometido, alegre y con mucho sentido del humor". También lamentó que "no va a ver publicados muchos trabajos que ha hecho".
Desde las Juntas Generales de Álava, su presidente, Juan Antonio Zarate, mostró su "dolor y sorpresa" por la pérdida inesperada. "Mi último encuentro con él fue en Quejana, en la ceremonia de despedida de las madres Dominicas. Su aspecto no permitía presagiar que también me estaba despidiendo de él". Como todos los que le conocieron, recordó su "enorme capacidad intelectual", su "accesibilidad y su permanente disposición a colaborar con todo tipo de iniciativas culturales".
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS