Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

Estás en: El Correo Digital > Local
FIESTAS DE SANPRUDENCIO
Josean Querejeta elogia la hospitalidad de Álava, «una tierra de oportunidades»
El presidente baskonista ofreció un pregón donde reivindicó su alavesismo y el papel embajador del club

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«Los alaveses somos hospitalarios, organizados, innovadores y serios a la hora de planificar ambiciosos planes de futuro». Josean Querejeta utilizó la primera persona del plural con el doble objetivo de lanzar flores a la tierra que le acogió hace ya 34 años y de reivindicar su pertenencia a ella. Lo hizo durante el pregón que ayer dio el pistoletazo de salida a las fiestas de San Prudencio, un santo con halo premonitorio en la vida del presidente del Baskonia.

«La casualidad ha querido que el patrón del territorio alavés lo sea también de mi Lazkao natal», por lo que «algo de predestinación parecía haber en mi viaje». Durante todos estos años, Querejeta ha tenido tiempo de cultivar el aprendizaje de una tierra de oportunidades y de unas gentes que «se identifican por su hospitalidad», cualidad que sólo puede ser valorada por el forastero que pasa a ser un alavés más.

Pero esa hospitalidad es algo más que una noble y bienintencionada actitud, es «indispensable para acoger como una oportunidad» la llegada de «realidades diferentes» procedentes de todos los lugares de un mundo cada vez más dinámico. Sobre esa base «construimos una realidad social plural, heterogénea, diversa y diferente». Eso sí, siempre manteniendo la «vocación de arraigo» y los valores históricos.

El canto a la tierra de acogida lo entonó Querejeta en un concurrido Teatro Principal y arropado por tres iconos del baskonismo: Sergi Vidal, Tiago Splitter y Pablo Prigioni, además de por el entrenador Neven Spahija. Con todos esos alaveses adoptivos presentes, el pregonero reivindicó que la identificación entre una afición y los componentes del equipo no depende de dónde hayan nacido estos últimos sino «de su identificación con unos valores». Y, dando por sentado que esa identificación existe, Querejeta mostró su empeño por que el Baskonia sea «el representante deportivo fundamental de nuestro territorio alavés en el resto del mundo».

Vocación universal

«Hoy a los alaveses nos reconocen por cosas diferentes: por nuestra capacidad de organización, por expandir empresas por el mundo, por los valores de nuestro territorio», pero también por «tener una de las primeras canteras con vocación universal». Gracias a esta concepción global, y a «una forma de ser y actuar muy alavesas», basada en la «seriedad en la programación de nuestras metas », el Baskonia ha alcanzado el olimpo del baloncesto profesional. Y eso, en un territorio pequeño en dimensión y habitantes pero «con una demostrada capacidad para superar y desbordar esas limitaciones».

Con esas credenciales, Querejeta quiso dar inicio a las fiestas con promesas de éxito: «Nuestra implicación con Álava es total, y sin ella difícilmente el club podría ser lo que es y aspirar a todas las metas deportivas en un futuro próximo».

Querejeta fue interrumpido hasta en cuatro ocasiones por otros tantos apagones provocados por la tormenta. «Me da la impresión de que esto es un boicot del CSKA», bromeó en alusión a su próximo rival en la 'Final Four' de Madrid.

Tras la intervención, el diputado general, Xabier Aguirre, le entregó la Insignia de Oro de la Diputación. En el acto también se reconoció la labor de la banda Santa Cecilia, de Elciego, que recibió la placa de reconocimiento de la entidad foral en su 125 aniversario.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS