Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

TAU Cerámica

TAU CERÁMICA
«La Copa tiene un encanto especial»
El timonel de Río Tercero reconoce que al plantel azulgrana aún le faltan «algunas batallas más juntos»
06.02.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
«La Copa tiene un encanto especial»
Pablo Prigioni espera la cita copera listo para el sprint. / IOSU ONANDIA
El cosquilleo previo a la Copa ya corre desde hace unos días por las venas de Pablo Prigioni. Es hora de tensar los nervios, repasar el plan de ataque y prepararse para afrontar un debut en el Buesa Arena sin medias tintas, ante un Unicaja peligrosísimo. El base de Río Tercero reconoce que todo es mejorable a la hora de evaluar el punto de madurez del TAU, pero ya no valen excusas. El 'torneo del k.o.' se juega en casa y es el primer gran título de la temporada. Que a nadie se le ocurra hacerle ascos. «La Copa tiene un encanto especial», reconoce Prigioni.

-Usted ha ganado dos Copas. ¿Entusiasma la que viene lo mismo que la primera?

-Es una competición que apasiona más a medida que se acerca, durante y después de jugada. La gente siempre disfruta mucho de ese fin de semana. No sólo los jugadores sentimos ese ambiente, también lo genera la prensa, los aficionados y todo el mundo. Para mí, cuando se acerca, la Copa se convierte en un elemento de motivación.

-Una buena ocasión para 'rascar' un título.

-Es el primero en juego y nos lo tomamos con la importancia que tiene. Se trata de una competición corta, no comparable con el resto, pero tiene un encanto especial. Todo el mundo se motiva; los jugadores, los entrenadores, los árbitros, las aficiones... Es un torneo muy bonito. Poderlo ganar otra vez, haciéndolo en Vitoria, sería increíble.

-De momento, seguro que le han surgido amigos desconocidos pidiéndole un abono.

-Muchísimos (risas). He tenido que sudar la gota gorda para conseguir sólo para mi familia y he quedado en deuda con mucha gente. Lamentablemente, juegas una Copa en una cancha grande como el Buesa, con más de 9.000 personas, y sabes que quizás también habría lleno en un campo de 18.000. La sensación es que queda mucha gente fuera. Es una lástima, pero es lo que hay.

-La Copa en casa. ¿Más responsabilidad?

-Sí, pero cuando tú planteas una Copa no lo haces sobre tres partidos. Simplemente, planteas el primer encuentro, lo preparas como si se tratara de cualquier otro choque importante. Tienes una semana para hacerlo y te centras sólo en eso. Ni siquiera miras el cuadro porque no tiene sentido. Tan sólo vale la pena mirar quién te puede tocar en semifinales si llega el jueves por la noche y has ganado.

-Hablamos de un torneo rodeado de tópicos; los problemas del anfitrión o del vigente campeón para lograr el título, la importancia del primer partido, las sorpresas ¿A cuál de todos se agarra?

-Me encantaría que se cumpliera aquel del año par y victoria del TAU. Al final, los tópicos salen una vez acabada la Copa. Antes no sirven.

-¿No tiene la impresión de que este año el bombo no ha tenido miramientos en el emparejamiento de cuartos?

-Echando la vista atrás, el año que ganamos en Madrid jugamos el primer partido contra un Joventut que estaba en plena forma. Al final, a Vitoria llegan los ocho mejores. Si quieres medirte en cuartos con un rival de nivel LEB 2 hay que irse a otra competición.

Al alza

-¿Qué le preocupa del rival?

- Este año tenemos un Unicaja que ha ido irregular en la primera vuelta como en los últimos años, pero que seguramente va a llegar a la Copa en buenas condiciones. A partir de diciembre o enero empiezan a carburar más y van para arriba. Lo que quizás más me preocupa es que Scariolo es un entrenador con muchos recursos. Siempre tiene alguna sorpresa. Estoy convencido de que va a sacar un conejo de la chistera. Aunque nosotros también preparamos el partido con cosas específicas.

-El TAU y el Unicaja se las han visto de todos los colores en los últimos años. ¿Esas 'cuentas pendientes' pueden aflorar en una cita como la Copa?

-En ningún caso vas pensando en esos momentos pasados. Otra cosa es que durante el desarrollo del partido las cosas se pongan un poco más calientes de lo normal. Al final, creo que los dos equipos intentaremos hacer el mejor partido que podamos, aunque un final cerrado o alguna decisión dudusa siempre puede hacer que uno se ponga más nervioso que otro. En definitiva, te juegas un pase a semifinales y la tensión y la sangre corren más de lo normal.

Timón compartido

-¿A este TAU le está costando más de la cuenta llegar al punto óptimo de madurez?

-Personalmente, no sorprende para nada que seamos irregulares y que nos cueste. Estamos hablando de que han venido muchos jugadores y un entrenador nuevos. Una cosa es entender el sistema de juego y otra es hacerlo de memoria. Lo puedes entender desde el primer día, pero ejecutarlo en situaciones de presión, de mucha tensión, en momentos críticos, y que te salga prácticamente de memoria y sin pensarlo es lo que lleva tiempo. Creo que estamos en ese punto; todo el mundo conoce y entiende el sistema de juego, pero quizás nos faltan algunas batallas más juntos para que salga de memoria y te dé consistencia al equipo.

-¿Hay debate en el puesto de base, entre Prigioni y Planinic?

-El debate será para la gente que no nos conoce, que no sabe de qué manera somos los dos y cómo nos comportamos. Para nosotros en absoluto hay ningún debate. Da igual quién salga de inicio. Los dos estamos sobre los veintitantos minutos; cuando uno no está muy bien seguro que aparece el otro. Entre los dos podemos cubrir la posición de base de forma excelente.

c.p.arrilucea@diario-elcorreo.com
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS