Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

TAU Cerámica

TAU CERÁMICA
Una reacción soberana
El TAU defiende hoy su corona en la Supercopa después de remediar en la segunda mitad su desconcertante salida a escena

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Una reacción soberana
COMUNITARIO. McDonald pudo jugar sin ocupar plaza de extranjero. / FOTOS: NURIA GONZÁLEZ
Amenazaba sequía en el interior del grandioso BEC por el destemple del vigente monarca. El Madrid soplaba con fuerza sus velas. Avanzaba sobrado, sobre todo por los problemas del rival. El que encajaba silencioso no era otro que nuestro TAU Cerámica. Anduvo en el limbo durante casi veinte minutos. Regalando balones, despistado, blandito y, por supuesto, rezagado en el luminoso. Menos mal que recordó a tiempo su esplendoroso pasado reciente. Tirando de casta, minimizando errores y beneficiado por la mala cabeza de algún oponente -la autoexpulsión de Felipe Reyes al ganarse dos técnicas seguidas por lanzar el balón contra el cuerpo de Splitter a tres minutos del final- sacó adelante lo que se antojaba un imposible. Fue una reacción soberana. ¿La recompensa? La primera opción de título -menor en esta ocasión- sobre la mesa.

Claro que este Baskonia de nuevo cuño anda todavía muy alejado de sus máximos -faltaría más-, pero ayer, en un encuentro interminable y soporífero durante bastante tiempo, dejó un recado a los optimistas. Éstos podrán agarrarse a esa respuesta fraguada durante la segunda mitad, donde cubrió de crema hidratante el insano acné exhibido durante su entrada a cancha.

Antes de esa refrescante reactivación, la escuadra de Neven Spahija había pecado de inmadurez. Quizá todavía andaba dándole vueltas a todo el contencioso montado alrededor de McDonald y su condición de comunitario o no. Durante esa tétrica aparición regaló balones, fue una tortuga en el balance defensivo, cargó todo su juego ofensivo a los tiros interiores y permitió que su aquilatado adversario -que conserva el bloque que le dio dos títulos el pasado curso- marcara el paso. Tampoco le funcionaron en esa fase de profundas dudas varios de los nuevos ni algunas de las supuestas vigas maestras supervivientes del proyecto anterior.

Ineficaz

Además, como el Madrid saltó hecho un jabato, se retrasó nada más empezar. Durante esos minutos iniciales, el TAU estuvo como su nuevo equipaje; desafortunado. Sólo salvó el cuello Planinic, que empequeñeció en el poste bajo a un irreconocible Raúl López. Pero era uno contra un reloj perfectamente afinado.

Ante ese conjunto perfectamente ensamblado, los sucesivos quintetos alaveses tuvieron la contundencia de una burbuja de jabón. Así que el encuentro comenzó a dormirse. Porque los blancos defendían sin problema alguna la renta amasada y porque el TAU tropezaba con cualquier cosa.

Menos mal que el inquilino del Buesa Arena se recuperó a tiempo de la amnesia. Lo hizo, cómo no, de la mano de un miembro de la vieja guardia. En la culminación de un contraataque a Pablo Prigioni -líder espiritual ayer- se le escapó el brazo y rozó a Felipe Reyes. Chispas. Y la modorra a la basura. El BEC se alió entonces con los vitorianos. Alianza contra un enemigo común. Comenzaba de verdad la semifinal.

Ayuda inesperada

De la apatía al carácter. El Baskonia por fin encontró las coordenadas para responder en igualdad de condiciones. Endureció sus defensas, 'descubrió' que el elástico Singleton es mucho más que un saltarín, dejó paso a un Splitter acorde a sus posibilidades y progresó como un todo.

Cambiaron entonces las tornas. El Madrid perdió a Reyes por un comportamiento absurdo y su área de peligro quedó reducida a Bullock. Y aunque el estadounidense rompiera ayer el récord anotador del torneo no bastó. La personalidad colectiva de este TAU en construcción otorgó el billete a la final. Y esa, hoy a las 19.30 horas, será protagonizada por el cuadro alavés. Por tercer año consecutivo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS