Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

CULTURA
La inolvidable sesión con Chano Domíguez
Los músicos del San Francisco Jazz Collective convencieron menos
19.07.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La inolvidable sesión con Chano Domíguez
MIGUEL ZENÓN, saxo alto del grupo de San Francisco. / J. MINGUEZA
Algún aficionado, cuando terminó el recital del trío de Chano Domíguez, decía que era el mejor de cuantos le había escuchado al pianista gaditano. Es probable que el entusiasta espectador estuviera demasiado excitado por el calentón del concierto y que, por lo tanto exagerara, pero sí es cierto que resultó un rato de espléndida música, increíblemente bien interpretada y de un buen gusto muy especial.

Chano Domínguez ya ha demostrado con muchísima suficiencia que es uno de los músicos más interesantes del panorama español actual, pero cada vez que se le oye en directo convence todavía más y hace que el público sea más 'chanista' si cabe. Desde hace tiempo parecía perfecto en su forma de tocar y de componer, pero cada día demuestra que todavía es capaz de mejorar y, aún más difícil, de sorprender con la frescura de su música. Acompañado por el sólido y estupendo contrabajo de Mario Rossy y la cuidadosa batería de Marc Miralta, recogió una auténtica ovación, puesto en pie el público, que medio llenó la noche del martes el pabellón de Mendizorroza.

Se había presentado el concierto del trío del gaditano como un homenaje al pianista Tete Montoliú en el décimo aniversario de su muerte. De hecho, por la megafonía se comunicó que entre los asistentes estaba la viuda del músico catalán. Tres de los nueve temas tocados por Domínguez y sus compañeros fueron de Montoliú: bonito, interesante en la lectura concreta que de esa música hace el de Cádiz, pero también la parte menos jugosa del recital.

La segunda parte del concierto estuvo ocupada por el San Francisco Jazz Collective, una banda auspiciada por el festival de jazz de la ciudad californiana. Enormes músicos que, por un lado, hicieron versiones de Thelonius Monk y, por otro, canciones de miembros del propio grupo. Nada menos que Joe Lovano, saxo tenor, el trompeta Dave Douglas o el vibrafonista Stefon Harris forman parte del combo. Pues bien, la música más interesante -quizá por resultar más familiar al oído- fue la de Monk: no aburrieron, ni mucho menos, pero tampoco entusiasmaron.
Vocento
SarenetRSS