El Correo

Madrid/Vitoria, 2 dic (EFE).- Euskadi es la comunidad autónoma en la que se han registrado menos ejecuciones hipotecarias de viviendas entre julio y septiembre, 40, y también la que menor porcentaje de embargos de todo tipo de fincas ha tenido sobre las hipotecas constituidas entre 2003 y 2015, un 0,03 %.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el tercer trimestre de este año en Euskadi se registraron 153 ejecuciones hipotecarias.

De ellas, 40 fueron sobre viviendas, 42 sobre solares, 2 sobre fincas rústicas y 69 sobre otro tipo de fincas urbanas como garajes, trasteros, naves, locales y oficinas.

De los 40 embargos a viviendas, 37 pertenecían a personas físicas y 3 a personas jurídicas, y todas ellas eran de segunda mano.

Con estos datos se constata que el País Vasco es la comunidad autónoma con menos ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en el tercer trimestre.

Las que concentran el mayor número de ejecuciones hipotecarias o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de la hipoteca de una vivienda fueron Andalucía (2.151), Valencia (1.624) y Cataluña (1.515).

Las cifras más bajan se dieron, además de en el País Vasco (40), La Rioja (53) y Navarra (54).

En cuanto a las relativas a todo tipo de fincas también el mayor número se registró en Andalucía (3.833), Valencia (2.988) y Cataluña (2.755), en tanto que Cantabria (94), Navarra (100) y Asturias (102) tuvieron las cifras más bajas. Euskadi se situó en el sexto lugar con menor número de embargos de todo tipo de fincas, con 153.

Si se toma como referencia las hipotecas constituidas entre 2003 y 2015 sobre el total de fincas, en el País Vasco sólo el 0,03 % estaban inmersas en una ejecución hipotecaria, el porcentaje más bajo de toda España, donde la media es del 0,10 %.

Ese porcentaje baja al 0,01 % si se analizan las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas, también el menor de todas las comunidades autónomas. La media nacional es del 0,09 %.

En el conjunto de España las ejecuciones tras el impago de una hipoteca disminuyeron un 25,8 % en el tercer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2015, hasta situarse en 14.558, en tanto que los embargos de vivienda habitual lo hicieron un 34,8 %.

El INE aclara que no todas las ejecuciones de hipotecas que se inician terminan con el lanzamiento o desalojo de sus propietarios, ya que un procedimiento judicial puede dar lugar a varias certificaciones por ejecución de hipoteca.

Del total de embargos, un 54,8 % corresponden a viviendas, de las que un 26,9 % son habituales, un 20,6 % a viviendas o sedes de personas jurídicas y un 7,3 % restante a otro tipo de vivienda de personas físicas.

Los locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios de viviendas y otros aprovechamientos urbanísticos representan el 36,7 % del total.

En cuanto al estado de las viviendas embargadas, un 10,4 % corresponde a viviendas nuevas, un 48,1 % menos, y el resto, un 89,6 %, a usadas, un 29,1 % menos.

El periodo comprendido entre 2005 y 2008 concentra el 59,9 % de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el tercer trimestre; un 19,1 % de ellas corresponde a hipotecas constituidas en el año 2006, un 18,0 % a hipotecas constituidas en 2007, y un 14,1 % al ejercicio 2008.