El Correo

Bilbao, 1 dic (EFE).- El 65 % de los trabajadores vascos tenían en octubre sus convenios prorrogados y pendientes de renovar o decaídos, mientras que el incremento salarial de quienes tienen sus condiciones de trabajo actualizadas, es decir 35 % restante, es del 1,01 % para 2016.

Este es uno de los datos incluidos en el informe mensual del Consejo de Relaciones Laborales sobre la situación sociolaboral en Euskadi en octubre.

Según el estudio, la economía vasca "volvió a crecer con fuerza en el tercer trimestre (3,0 % interanual), si bien a un ritmo ligeramente por debajo del registrado en los trimestres precedentes".

Ese crecimiento está relacionado con "el buen comportamiento de la demanda interna y la fortaleza tanto de la industria como del sector servicios, acumulando 11 trimestres consecutivos de crecimientos interanuales del PIB".

El paro volvió a caer en octubre (-8,7 % interanual), mientras que el número de afiliados a la Seguridad Social creció un 2,2 %, casi 20.000 personas más respecto de octubre de 2015.

El CRL ha indicado que, en este "escenario de crecimiento económico y del empleo", en octubre no se registró ningún convenio sectorial en la Comunidad Autónoma.

De esa manera, casi el 65 % de los trabajadores tienen en Euskadi sus convenios prorrogados y pendientes de renovar (45 %) o decaídos (19,9 %), mientras que el incremento salarial de la población trabajadora que tiene su condiciones de trabajo actualizadas (35,1 % del total) para 2016 es del 1,01 %.

La conflictividad volvió a crecer y las jornadas no trabajadas por huelgas en lo que llevamos de año son superiores en un 193 % a las registradas en el mismo período del año anterior.

Asimismo, el CRL ha constatado un aumento de la siniestralidad laboral, tanto los accidentes en jornada de trabajo (7 %), como las enfermedades profesionales (13,4% ) y, únicamente descienden ligeramente los accidentes 'in itinere', que en el período de enero a octubre caen un 1,6 %.