El Correo

Bilbao, 1 dic (EFE).- El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, y representantes de todos los grupos políticos del ayuntamiento han firmado hoy su adhesión a la "Declaración de París" para eliminar las transmisiones de sida en 2030, al entender que existe la "oportunidad real de poner fin a la epidemia" para ese año.

En el Día Internacional de la Lucha contra el Sida, el ayuntamiento bilbaíno ha querido adherirse a la "Declaración de París" para poner de manifiesto el "compromiso municipal" en la lucha contra el VIH y respaldar a los colectivos que trabajan con los afectados por el virus.

El manifiesto de París pretende impulsar políticas públicas desde lo municipal destinadas a lograr que el 90 por ciento de las personas que tienen VIH sepan que portan el virus, que el 90 por ciento de los seropositivos reciba tratamiento y que el 90 por ciento de los pacientes tratados puedan anular la carga viral.

En el acto celebrado en el consistorio, al que han acudido representantes de entidades que apoyan a los afectados, Aburto ha destacado que no se trataba de un momento meramente "protocolario", sino "lleno de sentido, compromiso y responsabilidad".

En el documento de adhesión, el consistorio bilbaíno señala que, gracias a los avances científicos, el activismo comunitario y el compromiso político, existe la "oportunidad real de poner fin a la epidemia de sida a escala mundial para el año 2030".

"Podemos detener todas las nuevas infecciones por el VIH y evitar nuevas muertes relacionadas con el sida, incluidas las muertes por tuberculosis. Podemos acabar con el estigma y la discriminación. Todos nuestros ciudadanos deben tener acceso a servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo", se afirma en la declaración.

Además de Aburto, han firmado la declaración ediles de todos los grupos municipales bilbaínos: Yolanda Díaz (PSE), como concejala de Salud y Consumo, Nekane Alonso (PNV), Bruno Zubizarreta (EH Bildu), Luis Eguíluz (PP), Carmen Muñoz (Udalberri) y Conchi García (Ganemos).