El Correo

Bilbao, 1 dic (EFE).- El sindicato CCOO ha logrado, junto a UGT y FASE, que la empresa OMBUDS paralice el ERE y los 109 despidos de escoltas que tenía previstos, para realizar un plan de reconversión del sector, después del cese de la actividad terrorista de ETA.

A través de una nota, CCOO ha explicado que, "después de 26 días de negociaciones, varias reuniones, muchas horas de trabajo y estudio", la sección de Construcción y Servicios de ese sindicato en Euskadi, junto con los sindicatos UGT y FASE, presentaron en la reunión de ayer, un documento de "total oposición a las pretensiones de la empresa de extinguir la totalidad de los contratos de los 109 escoltas que quedan en activo".

En esa reunión, CCOO exigió a la dirección de la empresa "la paralización inmediata del ERE de extinción y plantear un plan de reconversión del sector para garantizar todos los puestos de trabajo y convertirlos en vigilantes de seguridad con importantes mejoras y mantenimiento de los conceptos salariales".

La iniciativa de CCOO fue apoyada por la totalidad de los sindicatos y miembros de la comisión negociadora, y después de 5 horas de reunión y muchos recesos, la dirección de la empresa comunicó que accedía a la paralización de este expediente y citó a la parte social a una reunión el día 13 de diciembre para realizar el plan de reconversión, ha indicado esa organización.

Para CCOO, "desde el comienzo de este expediente, era primordial garantizar todos los puestos de trabajo para un colectivo muy castigado y que tiene una difícil reincorporación al mundo laboral en este sector".