El Correo

Vitoria, 1 dic (EFE).- Un juzgado de Vitoria ha impuesto una multa de 2.160 euros a un hombre que ha reconocido que abusó sexualmente de una mujer en Vitoria tras cenar con ella en su domicilio.

El juicio por estos hechos se ha celebrado esta mañana en el Palacio de Justicia de Vitoria. La Fiscalía de Álava había pedido tres años de cárcel para el acusado, pero al inicio de la vista se ha producido un acuerdo de conformidad entre las partes que ha sido aceptado por el acusado.

De esta forma, el hombre ha reconocido los hechos y ha dado el visto bueno a la modificación en la petición de pena hecha por el representante público, que ha solicitado que se le imponga una multa de 4 euros diarios durante 18 meses y así lo recogerá la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Vitoria.

Según ha reconocido hoy el acusado, los hechos tuvieron lugar el 10 de febrero de 2014 -la fecha ha sido corregida en la vista de hoy ya que en el escrito de acusación se fijaba por error otra- cuando el hombre, nacido en Pakistán y en situación regular en España, acudió a la vivienda de la mujer a la que había conocido días antes.

Una vez en la casa estuvieron cenando y bebiendo vino y sobre las 23.00 horas la mujer le dijo que quería irse a dormir.

El procesado, sin embargo, le pidió quedarse en su domicilio alegando que era muy tarde y que hacía mucho frío, por lo que accedió a que durmiese en el sofá, tras lo cual ella se fue a la cama.

Cuando ya estaba en su dormitorio, la mujer se percató de que el acusado se había metido en la cama con ella desnudo y comenzó a acariciarla, por lo que le pidió que la dejara en paz.

No obstante, él se negó a salir de la cama y permaneció en ella hasta la mañana siguiente. Durante la noche, "con ánimo libidinoso de satisfacer su deseo sexual y sin el consentimiento" de la mujer, le bajó su ropa, la tocó por todo el cuerpo, se puso encima de ella y eyaculó, según describía el escrito del Ministerio Público.