El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- El proyecto de presupuestos elaborado por el Gobierno municipal de Vitoria para 2017 recupera la capacidad inversora del Ayuntamiento con 29,1 millones de euros destinados a obras de un montante total de 361,1 millones, un 3,7 % más que en 2016.

El alcalde, Gorka Urtaran, y el primer teniente de alcalde, Peio López de Munain, han presentado en rueda de prensa las líneas generales del proyecto de cuentas públicas, en el que también se reduce la deuda en 5 millones de euros y el déficit producido por "el agujero económico heredado de la legislatura anterior" en otros 6,6 millones mientras que se prevé ahorrar 10 millones.

El proyecto presupuestario elaborado por el equipo de gobierno municipal, formado por el PNV (5 concejales) y el PSE (4), necesita del apoyo de otros grupos para que pueda ser aprobado en pleno ya que ambos partidos están lejos de la mayoría, fijada en 14 de los 27 escaños.

Los presupuestos de este año salieron adelante con el respaldo de EH Bildu, Podemos e Irabazi y hoy Gorka Urtaran se ha dirigido a estos grupos, que hasta ahora se han mostrado "favorables al acuerdo", para pactar también las cuentas de 2017.

El alcalde ha afirmado que estos presupuestos son "buenos para Vitoria porque dan respuesta a las necesidades, retos y desafíos de los ciudadanos" y se alejan de "posiciones partidistas".

Urtaran ha explicado que las tres prioridades de su gabinete son consolidar la convivencia, crear empleo digno y estable e impulsar la transformación y modernización de Vitoria.

La partida más abultada del presupuesto corresponde a los gastos de personal (37,1 %) aunque se reduce un 5,35 % respecto a 2016. El alcalde ha aclarado que el descenso se debe a una gestión "más eficiente" de los recursos humanos "eliminando duplicidades y deficiencias".

El resto aumenta su disponibilidad económica empezando por el departamento de Medio Ambiente y Espacio Público, que se lleva el 15,74 % del presupuesto. Le siguen Hacienda, con un 14,9 %, y Políticas Sociales y Salud Pública, con un 10,3 % y casi 7 millones de euros más que en 2016.

Urtaran ha desglosado algunas de las inversiones previstas y que permitirán a los ciudadanos "ver la acción del gobierno en la calle"

El plan urbanístico que más dinero recibe en estos presupuestos es el conocido como Bost Enparantza, que cuenta con 9 millones, 2 de ellos para reformar el aparcamiento de Santa Bárbara. Los 7 millones restantes irán dirigidos a reformar el espacio público desde la plaza del Lehendakari Leizaola pasando por Santa Bárbara y la calle Postas.

Otras actuaciones son la ampliación de la red de bidegorris, un aparcamiento en silo en Arana, el inicio de las obras para extender el tranvía al sur, la puesta en marcha del BRT (autobús eléctrico) y la renovación de la flota de autobuses urbanos.

Además, Urtaran ha anunciado la ejecución de "obras pendientes" que habían sido solicitadas por los vecinos como la reforma de las calles Beato Tomás de Zumárraga e Ignacio de Loyola así como el acondicionamiento de las plazas de Llodio y San Antón.

Asimismo el alcalde ha prometido un "presupuesto suficiente" para la ampliación del tranvía a Salburua y la definición de su extensión a Zabalgana.

López de Munain, por su parte, ha aclarado que el presupuesto es "conjunto de PNV y PSE" y ha opinado que es "el que Vitoria necesita".

Además, ha desgranado partidas como 320.000 euros más para los centros socio culturales de mayores, 136.000 para un Pan Local de Infancia y 30.000 euros para reformar el Teatro Principal.

En el capítulo de Políticas Sociales, a partir del próximo año el consistorio financiará en su totalidad la atención domiciliaria, fruto del nuevo reparto competencial realizado con la Diputación alavesa.

En el capítulo de ingresos, el consistorio prevé recibir 600.000 euros menos que en 2016 de la recaudación por ingresos propios (impuestos, tasas y precios públicos), lo que para Urtaran supone "bajar levemente" la presión fiscal a los ciudadanos.

El aumento más importante procede del Gobierno Vasco, que duplicará el canon de capitalidad que recibe la ciudad (de 5 millones pasa a 10) y del Fofel, el fondo de la Diputación para financiar a los municipios alaveses, que también alcanzará los 10 millones para Vitoria en 2017.

Con estos ingresos previstos, el alcalde ha asegurado que el Ayuntamiento podrá tener un ahorro neto "desconocido desde hace años" de 10 millones de euros.

A partir de hoy, los concejales detallarán en comisión de Hacienda sus presupuestos respectivos. La aprobación inicial de los mismos está prevista para finales de enero y la definitiva un mes más tarde, de tal forma que podrían entrar en vigor a principios de marzo de 2017.