El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- La Ertzaintza ha llamado hoy a la ciudadanía vasca a "no bajar la guardia" y adoptar una serie de pautas para evitar robos en viviendas durante el "largo puente" de diciembre y los días festivos de Navidad.

La acumulación de jornadas de fiesta propicia la actuación de ladrones especializados en el robo de pisos y casas, ya que aprovechan los desplazamientos vacacionales y el aumento del tiempo dedicado al ocio para perpetrar estos delitos.

Aunque los robos en viviendas se han reducido en un 12 % en los primeros nueve meses en Euskadi, en diciembre habitualmente aumenta el riesgo de sufrir un delito de esta naturaleza, según ha advertido el Departamento vasco de Seguridad en una nota.

En diciembre del año pasado se investigaron un total de 256 denuncias por robos en viviendas (15 en Álava, 161 en Bizkaia y 80 en Gipuzkoa) y se puso a disposición judicial a 23 delincuentes por estos hechos.

La mayor parte de ellos eran ladrones especializados procedentes del este de Europa que formaban parte de bandas itinerantes con infraestructuras consolidadas en varias comunidades autónomas.

Estos grupos acostumbran a colocan una pequeña pestaña en la puerta de acceso a la vivienda que les permite descubrir si hay movimiento en la casa.

La pestaña se cae al abrir la puerta, con lo que los ladrones pueden determinar que el piso está vacío si el dispositivo sigue en su sitio varios días después.

En este caso, manipulan la cerradura -sin necesidad de forzarla- y abren la puerta. Una vez dentro registran minuciosamente la casa y roban principalmente dinero en metálico y joyas, pero también pequeños aparatos electrónicos.

Para tratar de evitar robos durante las vacaciones de diciembre la Ertzaintza recomienda cerrar siempre la puerta con llave y con doble vuelta, colocar cerraduras "modernas, que ofrezcan garantías de seguridad suficientes", revisar el marco de la puerta regularmente para detectar las citadas pestañas y avisar a la Policía si se encuentra alguna.

Es conveniente asimismo retirar el correo y la publicidad del buzón regularmente y utilizar dispositivos que den apariencia de que la vivienda está habitada; y recurrir a personas de confianza para que con cierta frecuencia visiten el domicilio y revisen su estado.

En caso de encontrar personas sospechosas en el interior de los portales o en sus cercanías hay que avisar a la Ertzaintza sin falta y, si a pesar de todas las precauciones se sufre un robo, no hay que tocar nada, ni ordenar la vivienda, sino que se debe llamar de inmediato a la Policía.

La pagina web de la Ertzaintza recoge una serie de consejos generales para los periodos vacacionales, en los que se incluyen medidas para prevenir los robos en las viviendas que se quedan vacías en estos periodos, ha precisado el Departamento de Seguridad.