El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- El Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, ha asegurado hoy que acatará la suspensión cautelar de la instrucción sobre enfermeros y vacunación, aunque ha recalcado que esa medida judicial "no prejuzga el fondo del asunto".

El Colegio de Enfermería de Gipuzkoa ha informado hoy de que un Juzgado de Vitoria ha suspendido cautelarmente la citada instrucción, que "obligaba" a las enfermeras a administrar vacunas sin la prescripción médica correspondiente.

Osakidetza aprobó en mayo una orden para regular el uso de medicamentos y productos sanitarios y la autorización para dispensarlos por parte de los enfermeros, tras la entrada en vigor de un Real Decreto del Gobierno de España que impedía a estos profesionales prescribir fármacos sin que un médico elaborara un diagnóstico previo y recetara la medicina correspondiente.

Los tres Colegios de Enfermería de Euskadi presentaron entonces un recurso contra la instrucción de Osakidetza por entender que "no se ajustaba a la legalidad vigente" y ahora el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Vitoria ha decidido suspender cautelarmente la orden hasta que analice el fondo del asunto y dicte una sentencia sobre el mismo.

Tras conocerse el auto de este juzgado el Servicio Vasco de Salud ha emitido un comunicado en el que anuncia que acata la suspensión cautelar, pero matiza que esta medida "no prejuzga el fondo del asunto", que se analizará en un próximo juicio en febrero.

Osakidetza señala asimismo que la medida ordenada por el juzgado "en ningún caso suspende la campaña de vacunación antigripal ni ninguna otra que pueda desarrollarse" y explica que en este tipo de campañas los enfermeros son los encargados de vacunar a "aquellas personas identificadas por la autoridad pública sanitaria y diagnosticadas, con carácter general, por los médicos de familia y pediatras".