El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- Los grupos políticos en la oposición en el Ayuntamiento de Vitoria (PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi) han rechazado el proyecto de presupuestos para 2017 que esta mañana han presentado el alcalde, Gorka Urtaran (PNV) y su socio en el gobierno, el concejal socialista Peio López de Munain.

A través de sendos comunicados, los cuatro grupos han cuestionado las cuentas públicas a pesar de que tres de ellos, EH Bildu, Podemos e Irabazi, apoyaron los presupuestos de 2016.

El Partido Popular (9 concejales) ha criticado la "falta de credibilidad" del gobierno municipal, al que han reprochado una ejecución presupuestaria "bajo mínimos este año", y han acusado de "repetir promesas" para 2017 sobre "proyectos que no ha ejecutado".

En su escrito, este grupo ha hablado también de "falta de ambición" del gabinete Urtaran, ha advertido de una subida de impuestos y se ha preguntado por el destino de los 3 millones para participación ciudadana que el gobierno prometió.

EH Bildu, por su parte, ha reclamado al alcalde "pasar de las palabras a los hechos" a la vez que le ha acusado de "incumplir" el acuerdo presupuestario de este año y de presentar un proyecto que "elimina" los compromisos adquiridos con su grupo para este ejercicio.

Más allá del contenido del presupuesto, Podemos (2 concejales) se ha quejado de que el gobierno no haya "negociado con los grupos" las cuentas antes de presentarlas y le ha acusado de "falta de respeto" a la corporación y los ciudadanos.

Del proyecto conocido hoy, han criticado la ausencia de un "balance" sobre las cuentas de 2016 y han acusado al Ejecutivo municipal de centrarse en "hitos urbanísticos impuestos por el Gobierno Vasco".

Por último, Irabazi (1 concejal) ha censurado que el presupuesto de 2017 supone "la vuelta al ladrillazo" y a un modelo agotado que se olvida de las "necesidades reales" de los ciudadanos y abandona a los barrios.