El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- El ex número dos del PNV de Álava, Alfredo de Miguel, ha presentado un recurso de queja ante la Audiencia Provincial de Álava en contra de la fianza de 16,5 millones de euros que se le impuso como medida cautelar al entender que el auto del juzgado instructor no está justificado.

Fuentes jurídicas han señalado a Efe que la Audiencia de Álava ha admitido a trámite ese recurso de queja, al que tienen previsto sumarse algunas de las defensas de los 26 imputados en el llamado "caso de Miguel", la presunta trama de cobro de comisiones ilegales en la que están procesados varios exdirigentes del PNV de Álava.

El pasado mes de junio se hizo público el auto de apertura de juicio oral dictado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Vitoria, en el que se recopilaban las penas para los imputados solicitadas por la Fiscalía y el resto de acusaciones.

Sin embargo en ese escrito se observaron numerosos errores, como la repetición de un imputado y la falta de otro, por lo que el Ministerio Público, las otras acusaciones -el Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia- y las defensas solicitaron una aclaración a la titular de ese juzgado.

El pasado 9 de noviembre la juez María Eneida Arbaizar dictó un nuevo auto aclaratorio en el que subsana errores, permite ya la apertura de juicio y establece un plazo de 40 días para que las defensas presenten sus escritos.

No obstante, el abogado del principal acusado, Alfredo de Miguel, para quien el fiscal pide más de 54 años de cárcel y 16,5 millones, ha presentado un recurso de queja ante la Audiencia Provincial de Álava al entender que, a pesar de que las defensas pidieron que se aclararan los fundamentos jurídicos que motivaban las penas y multas impuestas, el nuevo auto aclaratorio sigue sin justificarlas jurídicamente.

"Son peticiones millonarias" sin que, según las defensas, haya "pruebas o presuntos indicios" que las justifiquen.

Por ello, las defensas creen que una vez que se les dé traslado de ese recurso, al que quieren adherirse, la Audiencia resolverá probablemente antes de las Navidades y determinará si el auto de apertura de juicio está suficientemente fundamentado o no lo está.

Por otra parte, las defensas también ha presentado un recurso de reforma contra el auto de apertura de juicio ante el propio juzgado instructor al considerar que tienen que tener el mismo tiempo que la Fiscalía para redactar sus escritos, por lo que han pedido aumentar de 40 a 60 días el tiempo para entregarlos.

También han reclamado al juzgado que se les dé una copia de todo el expediente digitalizado, ya que desde que comenzó la instrucción de este caso en diciembre de 2009, hace siete años, han ido recibiendo documentación en papel "inconexa", por lo que reclaman su derecho a obtener todo el sumario digitalizado.

El Juzgado de Instrucción número 4 y la Audiencia deben ahora resolver esos recursos antes de que las defensas presenten sus escritos y se ponga fecha al juicio de este caso, el mayor sumario por presunta corrupción instruido en el País Vasco.

Entre los imputados en este procedimiento, además de Alfredo de Miguel, figuran también los exdirigentes del PNV alavés Aitor Tellería y Koldo Ochandiano.

Las penas de cárcel solicitadas por el Ministerio Fiscal suman 458 años y van desde los 54 años que pide para De Miguel hasta los 4 años.

La Fiscalía mantiene que el exdiputado foral Alfredo De Miguel ideó en una fecha "indeterminada", pero anterior a 2005, la creación de un entramado societario y personal organizado en torno a sí mismo para "obtener un ilícito beneficio económico destinado a su enriquecimiento personal y de terceras personas".

Para ello se aprovechó de las "responsabilidades políticas y administrativas" que tenía por su pertenencia al PNV y contó con la "ayuda o colaboración" de otros acusados, "algunos de los cuales también tenían responsabilidades políticas".