El Correo

Bilbao, 30 nov (EFE).- Jóvenes que protestaban por la clausura del gaztetxe de Rekalde, llevada a cabo hoy por el Ayuntamiento de Bilbao, han irrumpido en el consistorio cuando se celebraba un pleno municipal extraordinario, aunque sin llegar a acceder al salón de sesiones.

La Policía Municipal de Bilbao ha procedido esta mañana, en colaboración con la Ertzaintza, a clausurar el gaztetxe del barrio de Rekalde por incumplir las medidas de seguridad en este local juvenil.

Fuentes municipales han informado de que se ha clausurado un local en Rekalde "por incumplimiento reiterado de las medidas de seguridad para realizar su actividad".

En el pleno que ha celebrado hoy el consistorio, dedicado al debate de los presupuestos municipales para 2017, la portavoz de EH Bildu, Aitziber Ibaibarriaga, ha especificado que este local es el gaztetxe de Rekalde, de cuyo desalojo ha responsabilizado al PNV, que gobierna el consistorio en coalición con el PSE.

Al parecer, en el momento de la llegada de las fuerzas policiales no había nadie en el local juvenil, que ha sido clausurado por funcionarios municipales.

Posteriormente, cerca del mediodía, un grupo de jóvenes que se manifestaba en contra de la clausura del gaztetxe ha logrado entrar en las dependencias del Ayuntamiento bilbaíno, e incluso alguno ha llegado a la primera planta de la casa consistorial, aunque han sido rápidamente desalojados.

Dotaciones de la Ertzaintza y de la Policía Municipal se han situado ante el consistorio para proteger el edificio, sin que se produjeran más incidentes. Poco después del mediodía han levantado el dispositivo de seguridad.