El Correo

Vitoria, 30 nov (EFE).- La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Iriarte, ha mostrado su disposición a llegar a acuerdos presupuestarios con el nuevo Gobierno Vasco, porque hay "margen", pero ha aclarado que "el PNV tendrá que decidir con quién quiere acordar", si con su grupo o con el PP.

Iriarte ha comparecido hoy ante los medios de comunicación en el Parlamento de Vitoria para analizar la actualidad política y exponer las líneas de trabajo futuro de su grupo.

Se ha referido a los próximos presupuestos de la comunidad autónoma, como la primera prioridad del nuevo Ejecutivo de Iñigo Urkullu, y ha insistido en que EH Bildu está dispuesta a alcanzar acuerdos "si son beneficiosos para la ciudadanía".

Ha recordado que mantienen una "línea roja" que no va a traspasar su grupo y es que "en Euskadi no haya recortes", que se avance en lograr trabajo "digno y de calidad" y que los presupuestos garanticen que no va a haber "restricciones" ni en materia de empleo ni de justicia social.

Iriarte ha considerado que "de la misma manera que el PSOE ha puesto al PP en el Gobierno de España es posible que, de alguna manera, esté arrastrando al PNV a acordar con el PP los presupuestos", tanto del Estado como de la comunidad autónoma.

Unos presupuestos, los vascos, que desde EH Bildu sostienen que deben servir para "paliar las gravísimas consecuencias que han dejado las políticas de recortes" de los últimos años.

La portavoz de EH Bildu también se ha referido al desarrollo del autogobierno una vez que PNV y PSE-EE registraron ayer su propuesta de creación de una ponencia sobre esta materia en el Parlamento Vasco.

Iriarte se ha mostrado convencida de que esta legislatura debe servir para "crear estructuras de estado en todos los temas que preocupan a la ciudadanía, que no se puede estar a merced de lo que obligue España".

Tras insistir en que "hay que pensar como estado para actuar como estado", Iriarte ha dicho que hay que trabajar en favor del derecho a decidir, que debe ser "lo que dé sentido al nuevo estatus político, que no puede ser una reedición de lo existente".

En este sentido ha dicho que la propuesta de los dos grupos que sustentan al Gobierno Vasco recoge una "referencia al cambio constitucional español" que no ve "muy factible", precisamente por su nula posibilidad de afectar al reconocimiento del derecho a decidir.

Iriarte ha considerado "urgente" iniciar este debate, pero de igual manera es urgente resolverlo, por lo que ha considerado más que suficiente dos años para poder celebrar una consulta habilitante a la ciudadanía sobre el pacto al que llegarían los partidos en el Parlamento "para ir luego a Madrid".

Ha advertido de que no se puede "eternizar" este debate y ha pedido que los grupos no se hagan "trampas" y ocurra lo de la legislatura pasada en la que no se produjeron avances, porque esta legislatura "se pueden dar saltos cualitativos".

"Vamos a intentar llegar a acuerdos con otras fuerzas para imprimir a este debate una mayor celeridad y no nos pasemos otros cuatro años dando vueltas a temas que no nos llevan a concluirlo", ha sentenciado.

También se ha referido a la paz y la convivencia y ha dicho que se necesitan "acuerdos para avanzar" en torno a la "verdad, justicia y reparación para todas las víctimas", al respeto a los derechos humanos de todas las personas, también de los presos enfermos, para "la culminación del proceso de desarme de ETA y la desmilitarización progresiva de las Fuerzas de Seguridad del Estado".