El Correo

Bilbao , 30 nov .- La Audiencia Provincial de Bizkaia ha confirmado una pena de 56 días de trabajos en beneficio de la comunidad para un hombre que agredió a su pareja cuando ésta se negó a mantener relaciones sexuales.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Audiencia rechaza el recurso del acusado y confirma en su totalidad la pena que le fue impuesta por un Juzgado de lo Penal en abril de 2016.

Según recogen los hechos probados, el hombre, nacido en Bizkaia, se encontraba en el domicilio familiar cuando invitó a su pareja a mantener relaciones sexuales y cuando ésta se negó, comenzó a golpear el cabecero de la cama para pasar más tarde a agredir a la mujer.

Asustada por los golpes que oía, la hija de la mujer, que se encontraba en otra habitación, accedió al dormitorio y halló a su madre contra la pared, sin poder salir de la estancia.

Al abrir su hija la puerta, la mujer salió de la habitación y, tras coger su bolso y unas chancletas, se dirigió con la niña a la calle, mientras el hombre se volvió hacia ellas, las insultó y las emplazó a que se "largaran".

En la sentencia, el tribunal confirma la condena de 56 días de trabajos forzados por un delito de maltrato en el ámbito familiar, por el que también le impone la prohibición de acercarse a la mujer a una distancia de menos de 200 metros, durante un año.

De igual forma, ratifica la pena de localización permanente de cinco días por una falta de injurias y le obliga a abonar a la mujer 62,68 euros en concepto de responsabilidad civil.