El Correo

Bilbao, 30 nov (EFE).- Las pruebas de Ametzaga de Zuia, Asteasu e Igorre, que se disputarán los próximos 4, 8 y 11 de diciembre, conformarán la nueva Challenge Euskadi-Basque Country de ciclocrós, una nueva competición en el calendario vasco que apuesta por interesantes premios en lo económico.

Entre las tres organizaciones, una por territorio y todas internacionales, ofrecerán hasta 11.000 euros más con el formato de challenge que los que darían como carreras independientes.

Así, los ganadores tanto en hombres como en féminas recibirán premios de 1.200 euros (elite), 500 (júnior) y 300 (cadete).

Dará brillo a esta primera challenge vasca de ciclocrós la presencia del holandés Lars Boom, uno de los corredores más destacados de la especialidad hasta que dirigió su carrera a las pruebas de carretera.

Junto a Boom, la organización anuncia la presencia, además de una destacada participación nacional, de los también holandeses Patrick Van Leuwen y Stan Godrie, del belga Angelo de Clerq y de los italianos Marco Ponta, Nadir Colledani y Maxime Gossard, estos dos últimos Sub-23.