El Correo

Vitoria, 29 nov (EFE).- El Diputado General de Álava, Ramiro González, ha reconocido hoy sentirse "preocupado" por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ha anunciado la dirección de Sidenor y que supone una reducción media de la jornada laboral de un 50 % para los dos próximos años.

Así lo ha manifestado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Diputados de hoy en la que González también ha dicho sentir "una alegría importante" por la adjudicación a la planta de Talgo de Rivabellosa de un "macropedido" por parte de Renfe.

El diputado general ha reconocido estar viviendo "sentimientos contradictorios" ante la diferente realidad de estas dos empresas alavesas.

Respecto a Sidenor, que cuenta con dos plantas en Álava, González ha asegurado que le preocupa "lo que pueda ocurrir en el futuro con la empresa y la situación a la que se pueden ver abocados trabajadores de la misma".

Todo lo contrario que sobre la planta de Talgo en Rivabellosa donde la adjudicación de un importante pedido por parte de Renfe generará "un número importante de puestos de trabajo" y supondrá una "inyección" para las cuentas del territorio porque es una empresa que tributa en Álava, ha asegurado el Diputado.

La dirección de Sidenor presentó ayer a los sindicatos un ERTE para los años 2017 y 2018 que afectaría a una media del 50 % de la jornada en todas las plantas del grupo y que en el caso de la de Vitoria y la de Legutiano (Álava) será del 35 %.

Por otro lado, la fábrica que la empresa Talgo tiene en la localidad alavesa de Rivabellosa incrementará sus puestos de trabajo en unos 1.000 empleos al año al haberse adjudicado a esta compañía el "macropedido" de Renfe de hasta 30 trenes de alta velocidad y su mantenimiento posterior.