El Correo

Santander, 29 nov (EFE).- Los organizadores de "Esto no es rock radical vasco" han mostrado hoy su "desazón" por las críticas de Ciudadanos a este festival de Santander, que recuerdan que se ha celebrado ya en varias ciudades "con gran éxito", por lo que recomiendan que se pongan en contacto con ellos para ser informados.

Vitamin Producciones, responsables de este festival, ha respondido así hoy, en un comunicado, a las afirmaciones ayer del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Santander, que mostraron su rechazo a la celebración en Escenario Santander de "Esto no es rock radical vasco", porque, a su juicio, algunas letras de los grupos que participan "son cercanas a Herri Batasuna y bordean la apología del terrorismo".

La productora ha asegurado que estas manifestaciones le producen "tristeza" y ha dicho a Ciudadanos que si quiere "saber la verdad" sobre el festival, se ponga en contacto con ellos a través de sus perfiles en las redes sociales.

"Como dato meramente anecdótico decir que de las tres bandas que tributan, solo una está formada por miembros de Euskadi, La Txirla Records (tributo a la Polla Records). Aizu (tributo a Kortatu) son madrileños y Los Demenciales Chicos Acelerados (tributan a Eskorbuto) son del mismísimo Santander", ha afirmado la productora.

Añade que si Ciudadanos les hubieran preguntado "amablemente", se les hubiera explicado la esencia del festival, que es -precisa- "descontextualizar el término rock radical vasco, separar la música de la política, dejar claro como los grupos englobados bajo aquella etiqueta jamás se sintieron dentro de ella y que, aunque en ocasiones ofrecieron conciertos para campañas políticas, su máxima siempre fue su propia independencia y libertad de ideas".

Vitamin Producciones insiste en que el festival ha estado ya en varias ciudades -Bilbao, Logroño, Pamplona o Zaragoza-, "con gran éxito en todas ellas y sin ninguna campaña de censura como la que aquí nos ocupa".

Y ha señalado que, después de Santander, el próximo año el festival va a seguir girando por otras ciudades como Gijón, Madrid o Barcelona.

"No seremos nosotros, los trabajadores de la industria de la música los que digamos a los políticos cómo deben hacer su trabajo al igual que esperamos que los políticos no intenten dar una palada más en la tumba que llevan años cavando y en la que con su ayuda va cayendo nuestra industria y con ella nuestro modo de vida", ha enfatizado la productora, que lamenta que quien "está intentado que el festival no se celebre" no se haya puesto, ni siquiera, en contacto con ellos para conocer lo que es.