El Correo

Bilbao, 29 nov (EFE).- La Ertzaintza ha detenido en Barakaldo (Bizkaia) a una cuidadora profesional de 56 años acusada de hurto continuado de joyas, valoradas en casi 3.000 euros, a dos ancianas dependientes a las que cuidaba en la Margen Izquierda vizcaína.

Según han informado hoy fuentes del departamento vasco de Seguridad, una inspección rutinaria de la Ertzaintza a primeros de noviembre en un local de compra venta de oro de Barakaldo ha permitido descubrir este caso.

En ese control, los agentes localizaron tres pulseras infantiles de oro con inscripciones que permitieron identificar a la propietaria, que desconocía la desaparición de esas piezas.

Los ertzainas descubrieron que las joyas faltaban del domicilio de la madre de la dueña, una anciana dependiente de la Margen Izquierda.

Esta mujer era atendida durante varias horas por una cuidadora profesional, quien efectuó la venta de esas joyas en el establecimiento de Barakaldo.

Los agentes comenzaron entonces a investigar todas las operaciones de compra venta de oro de la sospechosa, así como los servicios de atención a ancianas dependientes en sus domicilios que realizaba a través de una empresa especializada.

Los investigadores detectaron entre los meses de julio y noviembre un total de once operaciones de venta de pulseras, anillos y pendientes de oro en diversos establecimientos de compra venta de metales preciosos valorados en casi 3.000 euros.

Además de las primeras piezas identificadas, el resto de las joyas se pudieron relacionar con otra anciana, atendida también en la Margen Izquierda por la sospechosa, que fue detenida el pasado miércoles en Barakaldo.

Las mismas fuentes han indicado que algunas de las joyas han sido recuperadas, pero otras ya habían sido enviadas a su fundición al cumplirse el plazo legal para ello.