El Correo

Madrid, 19 oct (EFE).- Representantes de los armadores españoles y de las cofradías pesqueras han defendido hoy en Bruselas incrementos de las capturas del atún rojo y del bonito del norte, en una reunión con la Comisión Europea (CE) para preparar las negociaciones del organismo internacional Iccat.

La patronal de armadores Cepesca y la Federación Nacional de Cofradías Pesqueras (FNCP) se han posicionado sobre la asamblea de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat), que se celebrará entre el 14 y el 21 noviembre en Vilamoura (Portugal) y que decidirá sobre el atún rojo, bonito o pez espada.

En la reunión han participado representantes de la CE, de los pescadores y de las ONG de la Unión Europea (UE).

En el caso del atún rojo del Atlántico oriental y Mediterráneo, la Confederación Española de Pesca (Cepesca) ha defendido un incremento de cuota superior al que tiene previsto el Iccat para 2017 (+20) debido a la buena situación de esta especie, han explicado a Efe fuentes de esta patronal.

Asimismo, Cepesca ha mostrado su preocupación porque Turquía gestiona su pesca de atunes sin cumplir las cuotas pactadas por Iccat.

Por su parte, la FNCP ha subrayado, en un comunicado, que "nadie puede alegar que no hay atunes" y en este sentido ha pedido que cambien las condiciones para la pesquería incidental de esta especie, con el fin de que puedan incrementar las capturas para la flota artesanal.

Según la FNCP, existen 400 barcos con una cuota de 50 toneladas que solo han podido capturar 11 toneladas este año.

En el caso del bonito del norte, armadores y cofradías han defendido una subida de las capturas.

Fuentes de Cepesca han señalado que la CE -que representará a la UE en la asamblea de Iccat- no es muy partidaria de incrementos.

Armadores españoles y cofradías están en contra del TAC, porque consideran que supone favorecer a países que en el pasado cometieron ilegalidades y no se han visto sometidos a controles y a limitaciones que sí aplica la flota española.

Para Cepesca, un TAC sería "la puntilla" para unos buques que ya están en una situación difícil y que hace años se vieron limitados en la captura de atún rojo, por lo que es preferible tomar otras medidas en favor del pez espada.

Por ello, ha considerado que un incremento notable del cupo de atún rojo podría dar "más flexibilidad" a la hora de imponer medidas a los buques del pez espada.

El sector español también ha criticado que no haya vigilancia en esta especie y que las flotas de los países de Iccat sigan usando redes ilegales de "enmalle a la deriva".

En cuanto a los tiburones, Cepesca ha solicitado medidas para la tintorera y el marrajo dientuso y, en general, ha pedido que Iccat extienda a todos los países la obligación que tienen los barcos de la UE de descargar los escualos con las aletas adheridas al cuerpo.