El Correo

Vitoria, 19 oct (EFE).- Las Juntas Generales de Álava van a debatir la propuesta de EH Bildu, Podemos e Irabazi de crear un nuevo Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas que sustituya al actual de Patrimonio, aunque la mayoría que suman PNV, PSE y PP ya han dicho que no comparten el fondo de la iniciativa.

El pleno de las Juntas Generales de Álava ha aprobado hoy tomar en consideración la proposición de norma foral de modificación del Impuesto sobre el Patrimonio presentada por EH Bildu, Podemos e Irabazi con el voto favorable del PNV, PSE y del Grupo Mixto y la abstención del PP, partidos que se han posicionado a favor de no obstaculizar el debate.

La iniciativa ha contado así mismo con el criterio favorable de la Diputación alavesa a su toma en consideración. De esta manera la proposición iniciará su tramitación y debate en la Comisión de Hacienda.

Los tres grupos proponentes han respaldado hoy la necesidad de buscar una fiscalidad más justa y progresiva, donde aporte más quien más tiene, y han asegurado que la propuesta que han presentado permitirá recaudar 28 millones de euros en 2018.

En la presentación de esta iniciativa, los proponentes recordaron que en Gipuzkoa, donde este impuesto ha estado en vigor, se logró recaudar en un año 57 millones, cerca de 13 millones de euros más de lo previsto inicialmente.

EH Bildu, Podemos e Irabazi plantean en su proposición de norma foral que estén obligados a pagar el Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas quienes superen los 600.000 euros de renta, mientras que queda exenta la vivienda habitual hasta un importe máximo de 300.000 euros.

Establecen además un criterio progresivo, con el que el tipo efectivo se incremente a medida que aumente la fortuna, de manera que el tipo máximo quedaría en 2,50 % y el mínimo en 0,25 %.

La propuesta incluye además que se eliminen buena parte de las fórmulas que existen hasta ahora de bonificaciones.

Tanto el PNV, como el PSE y el PP, que suman un total de 30 de los 51 procuradores de la cámara foral, se han mostrado a favor de no obstaculizar el debate aunque ya han dicho que no respaldan el fondo de la iniciativa y han defendido la armonización fiscal en el País Vasco.