El Correo

Bilbao, 19 oct (EFE).- Agentes de la Ertzaintza detuvieron ayer a un vecino del municipio vizcaíno de Derio, responsable de una plantación de marihuana que tenía oculta en el desván de un caserío, e ingresó en la prisión de Basauri.

Según ha informado el departamento de Seguridad, la investigación policial sobre un hombre que se encontraba en paradero desconocido, y sobre quién había una orden judicial de detención e ingreso en prisión por causas pendientes con la justicia, determinó que podía residir en la zona de Derio.

Durante un dispositivo policial de vigilancia, los investigadores descubrieron que el sospechoso gestionaba una plantación de marihuana en el desván de una vivienda unifamiliar alejada del núcleo urbano.

Los ertzainas comprobaron que subía sacos de fertilizantes, tiestos, cajas y tomaba ciertas medidas de seguridad cada vez que entraba en la vivienda, prácticas habituales de las personas implicadas en el control de plantaciones ilegales de sustancias estupefacientes.

Tras ser identificado el sospechoso y confirmar que se trataba de la persona buscada, los agentes le detuvieron ayer por la mañana en su domicilio.

En la inspección del trastero de la vivienda se localizó la instalación necesaria para el cultivo de marihuana, tres balanzas y una cámara de video-vigilancia a través de la cual se controlaba tanto la plantación como el acceso al recinto del caserío.

Asimismo, se localizaron alrededor de cuatro kilos de marihuana que fueron incautados.