El Correo

Bilbao, 19 oct (EFE).- La enseñanza concertada en Euskadi supone un ahorro público de mil millones de euros, ya que el gasto por alumno en la red pública es de 9.175 euros y en la concertada de 3.450 euros.

La cifra del ahorro se obtiene al calcular lo que supondría el gasto por alumno si todos cursaran en la red pública no universitaria (un total de más de 359.000 estudiantes) y restar lo que cuestan los alumnos que estudian en la red concertada (el 49,27 por ciento del total).

En el caso del conjunto de España, el ahorro es de 5.309 millones de euros.

Estos datos, referidos a 2013, constan en el informe sobre actualidad educativa de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (Cece) difundido hoy con motivo del 44 Congreso Nacional del citado organismo que se celebra en Bilbao entre los días 20 y 22 de octubre.

En conferencia de prensa, el presidente de esta asociación patronal del sector privado y concertado de la enseñanza, Alfonso Aguiló, ha destacado que Euskadi es la comunidad autónoma que más invierte tanto en educación pública como concertada.

En el caso de la inversión en la enseñanza pública, tras Euskadi se colocan Navarra (6.955 ? por alumno), Asturias (6.615 ?), Cantabria (6.474 ?) y Galicia (6.423 ?), mientras que en el lado de las que menos invierten se encuentran Madrid (4.505 ?), Andalucía (4.595 ?), Castilla-La Mancha (4.624 ?) y la Comunidad Valenciana (4.880 ?).

En la red concertada, Euskadi también es la que más invierte seguida de Navarra (3.378 ?), Cantabria (3.144 ?) y Baleares (3.002 ?).

Las comunidades que menos gastan por este concepto son Canarias (2.223 ?), Andalucía (2.301 ?), Extremadura (2.516 ?) y Castilla-La Mancha (2.629 ?).

En el acto informativo, Aguiló también se ha referido a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y tras aclarar que no se puede derogar porque se originaria un "vacío normativo", ha apostada por reformarla a través de un "gran acuerdo" entre partidos políticos y agentes educativos.

Ha instado a que "se deje de utilizar la educación como un arma arrojadiza en el debate político" y ha instado a crear un "escenario de calma" en este ámbito "ajeno a los intereses partidarios".

Ha considerado que las evaluaciones, tanto de los alumnos como de los propios centros -uno de los puntos más polémicos de la Lomce- no son negativas en sí mismas, sino cuando se "gestionan mal", por lo que ha insistido en la necesidad de un pacto sobre este aspecto.

Durante el 44 Congreso Nacional, que lleva por lema, precisamente, "La educación. Un pacto necesario", se reflexionará sobre el abandono educativo temprano y el fracaso escolar en España, uno de los problemas "más preocupantes" de la enseñanza, y que tiene repercusiones en el desempleo juvenil.

"Mejorar estos índices, de los más altos de Europa, y orientar a estos alumnos hacia grados medios de Formación Profesional debería ser una prioridad en el pacto educativo", según ha resaltado.

En las jornadas se tratará también sobre el acoso escolar, la educación infantil de 0 a 3 años, la FP y los gastos y ratios en educación.