El Correo

Bilbao, 19 oct (EFE).- Un vecino de Atxondo (Bizkaia) de 32 años ha sido condenado a siete de prisión por tráfico de drogas de las que causan grave daño a la salud, entre ellas cocaína, anfetaminas, la metanfetamina MDMA y hachís.

En la sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Bizkaia, difundida hoy, se absuelve de este mismo delito a la pareja de este hombre, una mujer tres años menor nacida en Brasil.

En el fallo se relata como hechos probados que la Ertzaintza acudió a la vivienda que ambos compartían en Atxondo tras ser alertados de un posible episodio de violencia machista.

Una vez dentro, los agentes localizaron parte de la droga, y en un posterior registro de un caserío que tenían alquilado en Bergara (Gipuzkoa) encontraron más sustancias estupefacientes.

En total, el valor de toda la droga incautada hubiera superado los 65.000 euros en el mercado negro, según se precisa en la resolución.

En la argumentación, los magistrados creen la versión ofrecida por la mujer, quien manifestó que su compañero sentimental se dedicaba al tráfico de drogas, frente a la versión del condenado, quien afirmó, a su vez, que la droga pertenecía a su pareja.

El tribunal estima que la mujer mantuvo la misma versión desde que declaró en sede policial, mientras que el hombre fue variando su relato en sucesivas declaraciones.

También desestima la nulidad de la entrada en el domicilio, pedida por las defensas, al estimar que la mujer permitió el acceso de los agentes, en un principio por un presunto delito de violencia machista, pero en ese mismo momento, también denunció que su pareja tenía diferentes tipos de droga tanto en el piso como en el caserío de Bergara.

Por ello, los magistrados estiman que dicha diligencia "fue consentida".