El Correo

Gernika , 19 oct .- Las Juntas Generales de Bizkaia han aprobado en lo que lleva de legislatura 79 de las 237 proposiciones no de norma presentadas por los grupos de la Cámara, lo que supone un 33 por ciento de las iniciativas.

La diputada foral vizcaína de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, ha detallado esta mañana en el pleno de Juntas Generales un informe sobre el control del cumplimiento de las iniciativas aprobadas en esa Cámara.

Según ha explicado, de las 237 proposiciones no de norma presentadas por los grupos junteros en esta legislatura, la Cámara ha aprobado 79 y así, la diputada ha ido enumerando las 51 iniciativas que se han ido cumpliendo en cada departamento foral.

El resto de las aprobadas, 28 iniciativas, no eran de competencia directa de la Diputación Foral porque 13 de ellas correspondían a las propias Juntas Generales, dos al Gobierno Vasco, dos al Gobierno de España y otras tres no llevaban aparejadas desarrollo ejecutivo alguno.

Los grupos han valorado que por primera vez un ejecutivo foral aporte esa información aunque la oposición ha reclamado mayor detalle y más aclaraciones de lo cumplido y de lo que ha quedado pendiente.

El informe "ayuda a ver la utilidad del trabajo de las Juntas Generales", según ha indicado el juntero del grupo mixto Arturo Aldecoa, al tiempo que ha confiado en que "la Diputación asuma que lo que aprueba la Cámara es la política que Bizkaia debe seguir porque así lo ha determinado la Cámara del territorio".

Para el PP, el informe del cumplimiento de los acuerdos de la Cámara "deja mucho que desear porque podía ser más exhaustivo" y debía recoger las iniciativas que quedaron pendientes de la legislatura anterior.

Según Podemos, "es totalmente insuficiente la información que se da a la ciudadanía sobre las proposiciones aprobadas y cumplidas" y para EH Bildu, en esta legislatura se han aprobado iniciativas "descafeinadas" que suponen "mucho humo y brindis al sol" porque la oposición "pone sobre la mesa propuestas de compromisos presupuestarios y luego llega el rodillo del PNV y PSE".

Desde los grupos que sostienen el gobierno foral, PNV ha destacado que la Diputación haya trabajado sobre todas las proposiciones aprobadas, "aunque no todo pueda llevarse a efecto de manera inmediata", y el PSE ha destacado el valor político de que la Diputación "rinda cuentas departamento por departamento, sobre el devenir de las iniciativas aprobadas" por el poder legislativo.