El Correo

Bilbao, 19 oct (EFE).- El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz "Txiki", ha acusado hoy al Gobierno Vasco de recurrir a eufemismos como el "ajuste del gasto presupuestado" para ocultar que hará "recortes" al no cumplirse las previsiones de recaudación fiscal.

ELA ha presentado en una rueda de prensa en Bilbao su análisis de la reunión la pasada semana del Consejo Vasco de Finanzas, que estableció que la recaudación de 2016 será 473 millones de euros menor de lo previsto, una cantidad "prácticamente" equivalente a la que se destina para pagar la RGI, las Ayudas de Emergencia Social y la prestación complementaria de vivienda, según el sindicato.

Para la central, las afirmaciones de las instituciones vascas, Gobierno y Diputaciones, de que no habrá recortes pese a incumplir los ingresos es una "manipulación" cuando es objetivo que hicieron sus presupuestos con un dinero "que no van a tener".

Mikel Noval ha explicado que el aumento del endeudamiento adicional del Gobierno Vasco en 271 millones aún dejaría 202 millones menos para este año, además de que no afecta ni a diputaciones ni ayuntamientos y al Gobierno Vasco le supondrá pagar más intereses y deuda en próximos años.

Esos 202 millones restantes se ahorrarán este año, según el Gobierno, mediante la no ejecución de gastos ya presupuestados, lo que ELA ha definido como "recortes a la vasca".

La central también ha criticado que la previsión de ingresos para el próximo año, de 13.498 millones, es "la misma" que había para este año, por lo que no se podrán aumentar los presupuestos y como habrá que pagar más deuda "se recortarán el resto" de las partidas.

Txiki Muñoz ha censurado que la "prioridad política" es cumplir los objetivos de déficit público, pagar la deuda y no modificar la fiscalidad.

Ha denunciado que en Euskadi las empresas pagan "entre poco y nada" en impuestos, y menos cuanto más grandes son, gracias a las distintas deducciones aplicadas por las Haciendas forales, que posibilitan que paguen menos en Euskadi que en España pese a que el tipo nominal del Impuesto de Sociedades es mayor.

Muñoz ha reiterado que si en el País Vasco se aplicara la presión fiscal media de Europa los ingresos públicos aumentarían en 6.000 millones anuales.

Por todo ello, ha considerado que la fiscalidad es "el debate esencial" para conseguir un cambio social y ha criticado a EH Bildu y Podemos por poner como "modelo" la reforma fiscal aprobada en Navarra por el cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) cuando es "irrelevante" y muy similar a la fiscalidad vasca.

"Estamos muy preocupados con esta política fiscal y hay que hincarle el diente con una posición fuerte y clara. Hay que hacer una pedagogía sobre fiscalidad, que no existe en la sociedad vasca", ha añadido.