El Correo

Vitoria, 18 oct (EFE).- El equipo de gobierno de Vitoria plantea encarecer un 12,5 % el billete BAT en los autobuses urbanos de Tuvisa, con lo que el titulo más utilizado por los viajeros pasaría de costar 0,56 euros a 0,64, es decir 8 céntimos más.

La concejala de Urbanismo y presidenta de Tuvisa, Itziar Gonzalo, ha presentado a los grupos políticos municipales la propuesta de tarifas para 2017, con la que se pretende recaudar un millón más que este año, según ha informado hoy el Ayuntamiento en una nota.

El gabinete de Gorka Urtaran propone una subida "razonable" de 8 céntimos para la tarjeta BAT, que se usa en el 56 % de los viajes. Esa nueva tarifa de 0,64 euros seguiría siendo más barata que en San Sebastián, donde se paga a 0,91 euros, y se igualaría con la de Bilbao.

El carné 30-D, que permite desplazamientos ilimitados durante un mes, pasaría de 29,5 a 30 euros y el viaje bonificado para personas mayores, de 0,11 a 0,15 euros.

El billete ocasional registraría la mayor subida de precios, un 20,7 %, ya que costaría 1,45 euros frente a los 1,15 actuales. El equipo de gobierno recalca no obstante que esta tarifa "se aproxima al precio del billete del tranvía" y que se trata de un título que "solo se utiliza en el 8,7 %" de los viajes.

Con esta propuesta de tarifas el gobierno municipal espera ingresar alrededor de un millón de euros más que este año, lo que "ayudaría a mejorar la situación económica" de Tuvisa, que afronta "la necesidad de renovar gran parte de la flota de autobuses y tiene que hacer frente al préstamo para la compra de 10 vehículos".

Gonzalo ha explicado que el aumento de usuarios del autobús urbano "no consigue generar suficientes ingresos como para equilibrar las cuentas de esta sociedad", motivo por el cual el Ayuntamiento tendrá que aportar este año más de 16 millones de euros a Tuvisa.

La presidenta de la sociedad ha pedido a los grupos municipales "responsabilidad y altura de miras" a la hora de aprobar las tarifas para 2017 "para evitar más problemas económicos en un servicio que, para ser realmente sostenible, necesita unas tarifas razonables y equilibradas".