El Correo

Barakaldo , 18 oct .- El Rastrillo Infantil Solidario de Barakaldo, en el que los escolares venden juguetes de segunda mano, destinará el dinero que recaude a la reconstrucción de una escuela en San Gregorio de Puertoviejo, ciudad afectada por terremoto que sufrió Ecuador en abril.

La recaudación del rastrillo, que se celebra en diciembre en la Herriko Plaza, se entregará a la ONG Manos Unidas, que trabaja en San Gregorio de Puertoviejo, ciudad que desde 2004 se encuentra hermanada con Barakaldo, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

El dinero se empleará en reconstruir una escuela en Playa Prieta, perteneciente a San Gregorio de Puertoviejo, en la que estudiaban 410 niños de familias campesinas con graves dificultades económicas.

La propuesta ha sido aceptada por las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de los 21 centros educativos de Barakaldo que, junto con Bilbao Bizkaia Kutxa Fundación, colaboran en la organización del rastrillo.

En sus 15 años de trayectoria, el Rastrillo Infantil Solidario ha recaudado cerca de 230.000 euros que se han entregado Médicos sin Fronteras, Unicef, Acnur, Intermon-Oxfan, Medicusmundi, el Banco de Alimentos de Bizkaia, Cáritas y Alboan, entre otras ONG.